~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:08 pm

SIPNOSIS

Christopher Uckermann hace una apuesta con sus amigos, enamorar a Dulce Maria Espinoza , el patito feo del instituto como todos la llamaban. Nada de sentimientos de por medio, él no se podía enamorar, pero el destino le hará una mala jugada, dándose cuenta de que la verdadera belleza no está en el exterior, si no, en el interior.

"Como cualquier historia, el patito feo se convertirá en un hermoso cisne."

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:09 pm

Capítulo 1

Narra Christopher:
- ¿Lo harás? – pregunto Guillermo. –
- No lo se chicos – miro un momento a Dulce Maria quien se encontraba a la sombra de un árbol leyendo. –
- ¡Eres un gallina! – exclamo Poncho . –
- Si soy un gallina, pues hazlo tú – se acerco a él mirándolo seriamente. – Podré ser cualquier cosa, mujeriego, vanidoso, pero jamás podré jugar con los sentimientos de una chica, sea quien sea. –Christian me miró un momento y hablo. –
- ¿Ni siquiera si aumentamos la apuesta? – lo miró Christopher, sin entender. –
- ¿A qué te refieres?
- ¿Qué tal si Claire entra en la apuesta? – suspiré y pensé, el sabia lo tanto que amaba a ese Porsche. Miré por última vez a Dulce Maria . ¿Qué tan difícil seria?
- Esta bien – los tres sonrieron satisfechos. – acepto, los tres mil más – hice una pausa y mire a Christian. – Claire. –Louis asintió.
- Recuérdalo, enamorar a patito hasta el baile de graduación, sin sentimientos de parte tuyo. – asentí. – mañana comienzas.

Los tres se miraron sonriendo y luego se dirigieron a la cancha del instituto, yo por mientras me quede pensando en lo que había aceptado. No se si sería una buena idea, de todas formas. Ella es una persona y tiene sentimientos. Pero eso que importa, ganaría a Claire, cueste lo que cueste.


*******************

Me encontraba leyendo bajo el árbol, mi árbol. Siempre recurría aquí, luego de que me alejaba de todo el mundo. Muchas personas entre ella populares, me molestaban, solo por como me visto o como me arreglo ¿tiene algo de malo? Yo no le encuentro nada de malo, cada día a cada hora, me insultaban, me decían apodos. Ya no me dolía, estaba acostumbrada, pero aun así, me gustaría cambiar, que por alguna vez. Me valorarán por lo que soy, mis sentimientos y no mi aspecto físico.

Podía sentir la mirada de alguien, pero no sabía de quién era, tal vez de Liam, mi mejor amigo, el siempre estaba conmigo, apoyándome, haciéndome reír, si el no estuviera aquí, no se que seria de mi. Mire mi reloj, ya era hora de entrar al salón, biología una de las muchas asignaturas que me tocaban con Liam, por suerte mía. Me levante del césped limpiándome la ropa, cerrando mi libro, tomando mi mochila y dirigirme al salón, Luis estaba ocupado en la biblioteca, por lo que me dijo que nos encontráramos en ahí. Suspiré. Preparándome para cada burla, pero por suerte nada paso y esa sensación de que alguien me observaba aun seguía ahí, pero no me atrevía a mirar.
Me senté en mi banco, no muy lejos del pizarrón pero tampoco muy atrás. Tomé mi libro y comencé a leer de nuevo, aun quedaban diez minutos para que el timbre de entrada sonará. Alguien se sentó a mi lado, tal vez Liam, pero cuando levante mi cabeza quede muy impresionada de la persona la cual estaba a mi lado.

- ¿Se te ofrece algo? - pregunte tratando de ser amable, él solo tenía una sonrisa en la cara. –
- Eeem…no – sonrió otra vez. – Solo quería hablar contigo. –
- ¿Es en serio? – pregunte levantando una ceja. – Tú Christopher Uckermann ¿quieres hablar con patito?
- Sí. – musitó. –
- Escúchame – lo miré. – Sí te quieres burlar de mí o algo, por favor, no intentes ser amable conmigo ¿sí?
- Pero yo no quiero burlarme de ti Dulce en serio. – lo miré incrédula y luego reí cínicamente. –
- ¿Quieres qué me crea esa no? – él iba a contestar pero un carraspeo de mi amigo Luis hizo que él dirigiera su vista a él. –
- ¿Puedo sentarme? – preguntó Luis. Christopher me miró por última vez, se levantó y se dirigió hacía donde estaba Guillermo , uno de sus amigos.
- ¿Qué quería ese? – pregunto algo enojado. –
- No lo sé – hice una mueca. – Pero no te preocupes Luis , se que él no trama nada bueno – el sonrió. –

La clase paso bastante rápida, llegaba la hora del almuerzo por lo que Luis y Dulce se dirigieron ambos a la cafetería, mientras Christopher pensaba lo difícil que sería poder ganarse a Claire, Dulce era una chica muy testaruda, y como se pudo dar cuenta una chica que no confiaba mucho en los populares.

- Será más difícil de lo que pensé. – comentó a Guillermo
- Por favor Christopher mes y medio aun, patito caerá rendida a tus pies antes de que lo pienses – me miró. – No se como pudiste aceptar está apuesta, tendrás que enamorarla, besarla, ser su novio.
- ¿Eso qué? – pregunto Christopher.
- Es Horrible Christopher. Zayn sonrió –
- Claire lo vale bro, Claire lo vale – rieron ambos. –

A ellos se acerco Marian la ex novia de Christopher , hace un mes que habían terminado y Christopher le había advertido de que no quería nada más con ella, pero llevaba una semana insistiéndole.

- ¿Qué quieres Marian?-pregunto de mala gana.-
- Hay Christopher– sonrió Marian - ¿así tratas a tu ex novia?
- Sí – la miró. – ¿qué quieres? – repitió la pregunta. –
- Hablar contigo – miró a Guillermo, diciéndole que los dejará solos. –
- Quédate Guillermo – dijo a su a su amigo el cuál se levantaba y se disponía a irse de la cafetería. – No tenemos nada que hablar Marian , te lo he dicho
- Pero Bebe – dijo con una voz hueca. –
- No Marian– se levantó de su silla. – Y por favor. – la miro. – Ya no me llames "Bebe" -Marian lo miró mal y enojada se fue de ahí, había visto a Christopher hablar con Dulce Maria y eso la había puesto muy celosa, aunque ella sabía que no debía, ¿Cómo Christopher cambiaría a la hermosa de Marian por patito? Era algo completamente estúpido.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:09 pm

Capitulo 2
- ¿Nos vamos? – pregunto Luis , en la entrada del instituto, por suerte la jornada de clases había terminado y no tendría que ver a Marian por lo menos, hasta mañana. –
- Claro – sonreí. –
Cuando llegaron a su casa, se despidió de Luis y entro a la casa, otra vez sus padres discutían, por lo mismo de siempre, el dinero. Hasta hace unos años todo estaba bien, sus padres podían estar un día entero, semanas, meses y hasta años disfrutando de la compañía del otro, los tres hacíamos todo juntos, los chicos no me molestaban, yo era totalmente invisible y así me gustaba. Como desearía que todo vuelva a ser como antes, que en mi familia no importará el dinero, si no la felicidad, y el amor que nos dábamos. Limpió las solitarias lágrimas que había en su rostro, tomo su iPod, su libro favorito, ‘Patito Feo’ siempre pensó y quiso convertirse en un hermoso cisne, el más hermoso del mundo, pero esa era solo un cuento, ficticio.
Termine a eso de las nueve de la noche, me lo leí varias veces al día y aunque ya me lo sabía de memoria no dejaba de leerlo. Era lo único que me entretenía y me centraba en mi mundo, a veces no soportaba las discusiones y solo, trataba de desaparecer.
Me cambié el pijama, no sin antes darme una rápida ducha, y me acosté a dormir, por suerte mis padres, ya habían parado y podría dormir tranquila hasta mañana, otro día de instituto.
Luis pasó por mí a las siete y treinta de la mañana, como siempre lo hacía, me dijo que no estaría hasta tarde en el instituto, se debía retirar antes y que lo perdonará por no acompañarme en el día, me dejo en la puerta, se despidió de mí y se fue. ¿Qué pasaría si no tenía a Luis en un día de instituto? Suspiré y entre, de camino a mi taquilla me fui rápido y tratando de que nadie me vea, especialmente Marian , pero para suerte mía, tropecé con alguien, haciendo que ambas cayéramos al suelo, rezaba a Dios porque esa persona no fuera Marian , pero al levantar mi vista, pude ver que estuve completamente equivocada, era ella. En que lío me metí.
- ¿Eres estúp¡da patito? – dijo levantándose furiosa. – Eres una estup¡da, ¿Por qué ves por donde vas?
- Lo…lamento – contesté tartamudeando, no quería que nada sucediera. –
- Estás me las pagarás estúp¡da – se acercó peligrosamente hacía mí, era hora de mi fin, no podía hacer nada, pero antes de que pudiera hacerme cualquier cosa, alguien se puso delante de mí y habló. –
- Déjala tranquila Marian , fue un accidente. – Abrí mis ojos sorprendida, era Christopher , primero ayer intenta hablarme y ahora me defiende ¿qué Estupidez le pico? - ¿Qué? – pregunto ofendida. – Pero Christopher , está estúp¡da chocó conmigo, me botó al suelo y ¿la defiendes?
- Sí, fue una accidente Marian , por favor, no le hagas nada y vete a otra parte – dijo serio. –
- Estás me las pagarás – me miró duramente, agitó su pelo y se marcho, con un movimiento de caderas, la vista de Christopher se fijo en su figura, momento perfecto para marcharme. –
- ¡Hey! – pude sentir que corría hacía mí. - ¿ni un gracias?
- Eeeem – lo miré. – Gracias – musité y me corrí rápidamente de ese lugar, pero antes de que pudiera alejarme, tomo mi brazo. - ¿qué sucede? – pregunte con la respiración entrecortada, la cercanía me tenía nerviosa, lo aparte de mi suavemente, mirando para ambos lados.
- Yo – suspiró. – quería no se, hablar contigo – sonrió. –
- ¿Para qué? – pregunte. – A nadie le gusta hablar conmigo ¿recuerdas quién soy?
- Sí pero bueno, quizás, quiero cambiar y no se, ser tu amigo – reí fuertemente. –
- ¡Por Dios! – exclame. - ¿Quieres que me crea esa no? – pregunte aun riendo.
- Dulce - suspiró. – De verdad, me gustaría hablar contigo.
- No se que tipo de broma estás jugando, pero yo no quiero jugar, si me permites, no quiero llegar tarde a matemáticas. – Acomode mi mochila y ahora si, caminé hacía el salón ¿qué sucedió? Desde cuando Christopher Uckermann , ex novio de Marian Jones, la chica más popular de la escuela, se interesaría en hablar y mucho menos ser mi amigo.
Me senté en mi banco, el asiento de mi amigo Luis estaba vació, obviamente si el no había asistido a clases. Este sería un largo día. Alguien se sentó a mi lado, di vuelta mi cabeza, dirigí mi mirada a aquel que estaba a mi lado. No puedo creerlo, otra vez Christopher , no lo tome en cuenta y saque el libro de matemática. Vi como el sólo resopló y se acomodo en su silla, mirando a Poncho ambos estaban asiendo señas extrañas. Fruncí el seño, nada bueno estaba ocurriendo. Por suerte llego el profesor y comenzó a hacer la clase.
*****************
Definitivamente iba a ser muy difícil ser amigo o algo más de Dulce , la chica solo me ignora, no tengo idea de cómo podré ganarme su confianza. Hace meses yo también la molestaba, pero deje de hacerlo porque solamente me sentía mal. Eso debe ser el porque cuando me ignora o solamente ironiza.
Al estar tan cerca de ella hace unos momentos pude ver fijamente sus ojos eran un marron precioso el cual te hipnotizaba, tenía una nariz respingada y gruesos labios. De alguna manera hacer está puesta me hacía sentir mal de pronto, ella no se merecía esto y aunque no lo crea, no será fácil que caiga rendida a mis pies como Guillermo dijo, no será para nada fácil.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:10 pm

Capitulo 3
En el almuerzo Christopher trataba de hablar con Dulce , pero ella sólo lo ignoraba, Marian estaba muy celosa, ella quería a Christopher , pero se dio cuenta muy tarde, cuando ya lo había perdido.
- ¡Christopher! – dijo Dulce furiosa. – por favor ya déjame tranquila quieres, no quiero ser tú amiga, no me interesa hablar contigo, así que por favor ve a molestar a otra persona.
- ¿Por qué no quieres ser mi amiga?
- Por lo mismo, porque personas como tú creen que a todos les agradan, que son lo mejor, no tienen defectos y por eso, deben ser adorados, pero yo no creo eso. – hizo una pausa. - además ¿por qué quieres ser tú mi amigo? – lo apunto resaltando la palabra ‘tú’
- Pues por lo que te dije, quería recompensar mi error, se que me burlaba de ti y bueno ahora se que lo que hice estuvo mal - Dulce lo miro incrédula, por alguna razón había visto en sus ojos una gota de arrepentimiento, pero su sexto sentido, como le decía ella. Aun pensaba que esto estaba mal y que él, tramaba algo. –
- Es muy difícil perdonarte luego de todas las cosas que me hiciste Christopher , ustedes no saben lo mal que yo me sentía, siento – corrigió. – a nadie le gusta que la estén molestando las ochos horas de instituto – suspiró. - podré hablar contigo, pero para que lleguemos a hacer amigos, falta mucho aun.
Y sin nada más que decir, se dirigió a la clase de Literatura. Christopher tenía una sonrisa en su rostro, primera parte superada.
-Christopher – lo llamo una voz, rodeo los ojos y se dio vuelta, hay estaba Marian. –
- ¿Qué quieres está vez? – pregunto secamente. –
- Vamos Christopher – se acerco seductoramente a él. – tú sabes lo que quiero – susurró a centímetros de su boca. – y es lo mismo que quieres tú.
- Pues lo lamento – la separó bruscamente. – no es lo que yo quiero. Lo que yo quiero en este momento es que te alejes y no me busques más. –Marian frunció el ceño, su vista siguió a Christopher hasta que desapareció en la multitud, miro a sus alrededores y todos los chicos la miraban, algunas reían, otras solamente la miraban. –
- ¡Qué miran estúp¡dos! – grito molesta y desapareció del corredor.
La clase de literatura pasó rápido pero aburrida, extrañaba mucho a Luis , él jamás había faltado al instituto, estaba preocupada pero por otro lado muy extrañada ¿había querido darle la oportunidad a Christopher? ¿Qué pasaba si solo era una trampa que estaba haciendo con Marian para humillarla? Podía ver la sinceridad en sus ojos, en eso no iba a mentir, pero era muy extraña la situación. Demasiado.________________________________
- ¿Qué sucedió? – pregunto Christian. –
- Pues, fue difícil, pero el primer paso está resuelto, puedo hablar con ella, no como amigos pero un acercamiento es algo grande, ahora, tengo otro obstáculo –Christian lo miro raro. –
- ¿Qué?
- Su amigo, Luis, no creo que deje acercarme a ella. –Christian rió. –
- Pues no es un obstáculo tan grande, solo trata de hablar con patito cuando este sola, en las clases que compartes con ella, pero no con Luis.
Christopher pensó algo, en química estaban juntos, sería su compañero de banco y a lo mejor, les asignaban como pareja un trabajo y podría ser con ella, seria algo sumamente bueno. Un acercamiento más, eso quería decir, se podrían ver fuera del horario de clases. Por lo que, una oportunidad más de que se pueda ganar su confianza y Claire podría ser de él.
Quedaba la última clase del día: Química. Genial era la clase que compartía con Dulce , donde la fase dos comenzaba, acercarse más a ella. Por suerte en el pequeño receso Marian no se le había acercado. Y estaba muy agradecido por aquello. Después de seis meses de relación con la fabulosa de ‘Marian Jones´la capitana de porristas, le aborrecía hablar con ella, como no, si después de que se entero de que ella salía con él solo para darle celos al estúp¡do de Derek, un mes después de su rompimiento Marian fue a su casa llorándole de que se había equivocado, Derek no valía la pena y de que de verdad quería estar con él, estuvo a un segundo de aceptar, pero eso no lo podía tolerar, luego de eso, no habían hablado hasta hace un día luego de que Christopher habló con Dulce. Ella no se cansaba hasta conseguir lo que quería, pero ella lo decidió así y ahora Christopher sólo tenía que concentrarse en poder ganar a Claire.
La clase había comenzado, como Christopher suponía, la maestra había dado un trabajo en pareja, Christopher estaba muy contento, al cambio de Dulce que solo quería que esa pesadilla terminará.
- Así que seremos juntos – comento Christopher. –
- No lo creo – sonrió Dulce falsamente. – Quizás sea con Luis y tú con,Marian–cambió su expresión y hablo. -
- Pues yo tampoco lo creo ya que es con compañero de banco y Luis ni siquiera está con nosotros en está clase. – Bueno punto, un muy buen punto. Dulce maldijo en sus pensamientos y lo miro, de todas formas debía hacerlo, Christopher se había sentado con ella, y todos ya tenían una pareja así que, lo único que quedaba era él.
- Está bien – crucé los brazos sobre mi pecho. –
- Hoy en mi casa. - Dulce asintió pero luego recordó, debía trabajar. –
- No puedo hoy, debo hacer algo – dijo nerviosa. –
- Así ¿qué? – pregunto Christopher. –
- No tengo porque decírtelo a ti - Dulce se levanto y tocaron la salida, sonrió, miro a Christopher y tomo sus cosas, para luego irse rápidamente del instituto. –
Termino otro día más de cansado trabajo. Trabajaba en una especie de club musica, donde era mecerá, la paga no era buena, pero alcanzaba para ayudar a su madre a pagar las cosas de la casa y lo que ella necesitaba, que no era mucho. Se acostó cansada, su padre no estaba por lo que sus padres no estaban discutiendo, su madre veía televisión en la sala, la saludo y se fue a su habitación, pero no antes de tomar algo para comer. La relación con su madre ahora era así, no se hablaban más que para saludarse. Y a Dulce eso le dolía, amaba más que a nadie a su madre y se trataban como dos completas desconocidas. Se durmió a penas su cabeza tocó la almohada, mañana era otro día de instituto, además día de trabajo de química, en la casa de Christopher.
- ¿Qué lo harás con quien? – pregunto Luis exaltado llegando a la puerta del instituto
- Con Christopher – era la tercera vez que se lo repetía. Luis estaba furioso, el más que Dulce sabía que el tramaba algo, desde cuando había pensado en hablar con su amiga. –
- No puedes hacerlo con él Dulce.
- Era el único que quedaba sin pareja, además se sentó en el mismo banco que yo, por lo que la maestra nos asigno a ambos.
- Se que ese estup¡do trama algo, no quiero que te haga daño Dulce - me miro tiernamente. –
- No lo hará, Luis , no le he dado mucho chance conmigo para que haga algo así y si veo que hace algo mal, me se defender, no dejaré que me vuelvan a hacer daño –Luis sonrió. –
- Esta bien, pero cualquier cosa me avisas ¿sí? – asentí. –
- Te lo prometo Luis.
- Bueno ahora, entremos al instituto. – salió del auto y se dirigió hacía mi puerta, tomo mi mano y entramos así, siempre lo hacíamos pero algo extraño sucedió una corriente extraña recorrió su cuerpo. Sonrió nerviosa y miró a Luis , algo raro sucedía con ambos una conexión especial, pero ella no creía en esas cosas, soltó su mano y se dirigió a su casillero mientras Luis iba hacía el gimnasio de la escuela, su primera clase era deportes, la asignatura más odiada por Dulce donde era el mayor centro de atención. Guardo sus cuadernos y fue por donde su amigo había ido hace unos momentos.
- ¡Vamos chicos! Aun faltan cuatro vueltas – gritó la entrenadora, Dulce no daba más, se agacho para atar sus agujetas, pero Marian paso por su lado he hizo que Dulce cayera, todos se rieron mientras Marian le lanzaba una sonrisa triunfadora y siguió corriendo.
- ¿Estás bien? – pregunto alguien, Dulce levanto la mirada y se conecto con unos hermosos ojos miel, se quedo conectada unos momentos más hasta que entro en sí, tomo su mano y se levanto.
- Sí gracias – sonrió. –
- De nada, lamento lo que hizo Marian.
- No te preocupes, no es tú culpa – ambos iban trotando al mismo tiempo, Dulce se sentía incomoda, Marian la miraba desde el otro extremo de la cancha furiosa, ahora Dulce le sonrió. – bueno adiós.
- ¡Dulce ! Espera – la llamó y corrió hacía ella. - recuerda que hoy debemos ir a mi casa.
- Oh si lo recuerdo – sonrió falsamente, aun no le agradaba mucho esa idea.
- Te espero a la salida. – gritó Christopher adelantándose. Genial, el día aun comenzaba y terminaría tarde, además debía viajar con Christopher Uckermann en su mismo auto, e ir con él a su casa.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:10 pm

Capitulo 4
El timbre sonó, un día de instituto que termina y una pesadilla que empieza para Dulce.Tomo sus cosas nerviosa, no tenía porque estarlo pero así lo era. Luis la esperaba en la puerta del salón, él aun no sabía que Dulce debía ir con Christopher a su casa.
- Dulce vamos rápido – le dijo Luis. –
-Luis– se acercó a él, nerviosa. – no podré irme contigo hoy.
- ¿Por qué? – pregunto él extrañado. –
Y antes de que Dulce pudiera responder.
- Dulce ¿nos vamos? – pregunto una voz detrás de Liam, él se dio la vuelta, luego miro a Dulce, ella musitó un ‘por eso' con sus labios y luego agacho la mirada.
- Ou – murmuro Luis enojado. – Entonces, adiós Dulce.
- Adiós – suspiró. – vamos.
Comenzó a caminar rápidamente, Christopher tardo unos segundos en responder y luego ya se encontraba corriendo para poder alcanzarla, había sido una situación extraña.
- ¿Cuál es tú auto? – pregunto al llegar al estacionamiento. Christopher rió. - ¿De qué te ríes?
- Yo no tengo auto. - respondió. -
- ¿Eso es gracioso? - Dulce levanto una ceja. –
- No – dijo divertido. – tengo una motocicleta - Dulce abrió los ojos sorprendida, jamás se subiría a una cosa así.
- Entonces, nos vamos caminando – sonrío nerviosa. –
- No se podrá.
- ¿Por qué? Claro que si, tienes un muy buen…cuerpo – dijo Dulce le costaba decir eso. – además, tienes resistencia ¿no es así?
- Sí, pero a menos de que quieras caminar casi 5 kilómetros, no hay problema – sonrió. –
- Ni pienses que me subiré a esa cosa – dijo Dulce exaltada, apuntando la Harley Davidson negra que se encontraba a su lado. –
- Tendrás que hacerlo – dijo Christopher tomando un casco y poniéndoselo a Dulce.
- Por favor, no me hagas hacer esto.
- No es algo tan malo.
- ¡No es algo tan malo! – repitió desesperada. – que pasa si chocas o pierdes el control y mueres o morimos ambos.
- Dulce por favor estás siendo muy histérica, te prometo que nada pasará. – miro a Dulce , fue una mirada que le trasmitió confianza, le aterraba mucho la idea de subirse a una motocicleta y más con Christopher Uckermann arriba de ella, no sabía cual de las dos ideas le aterraba más, pero lo que sabía en ese momento era que no caminaría 5 kilómetros así que debía subirse, cerrar los ojos y esperar que el momento terminará.
- Ok, está bien – Christopher rió, el ya estaba montado, Dulce subió. Cuando ya estaba arriba se abrazo fuertemente de él, la moto no se había movido absolutamente nada, ni siquiera estaba encendida. – Lo lamento – dijo ella separándose y mirándolo apenada, tenía las mejillas ruborizadas y a Christopher le pareció adorable. Agito la cabeza y rió nervioso por aquellos pensamientos.
- No te preocupes, es normal que las chicas tengan miedo, abrázame fuerte – sonrió. – vamos, lo digo en serio - Dulce negó con la cabeza. – Bueno.
Encendió la motocicleta y comenzó a andar, fuerte. Dulce asustada lo abrazo fuertemente, lo único que hacía era abrazarlo y que bien se sentía.
A Christopher también le gustaba tener a Dulce así, en el camino su mente estaba en su pensamiento de cuando Dulce estaba ruborizada, y el pensaba que era adorable. Era una chica simpática, humilde y carismática.
Estaban a una cuadra de poder llegar a su casa, Dulce aun iba abrazada a él y por lo que el pudo persuadir iba con los ojos cerrados, quiso desviarse un poco y poder enseñarle a Dulce que no están malo como parece.
- Dulce - gritó. - abre los ojos
- No ¿estás loco? – respondió, se abrazó aun más a él. –
- Hazlo - Dulce suspiró y abrió los ojos. – ahora ve el camino y suéltate.
- ¡¿Qué?! No eso si que no – dijo aterrorizada. –
- Vamos Dulce sólo hazlo.
- No me hagas hacer esto, que pasaría si algo nos pasa. – se abrazó más a él. –
- Te prometo que nada pasará. Sólo confía.
Dulce se soltó lentamente de Christopher, él sonrió.
- Ahora extiende tus brazos, y déjate llevar. - Dulce hizo eso, extendió sus brazos como una cruz, se sentía bien, libre, era la mejor experiencia del mundo. Sintió que volaba, se sintió hermosa, sin ninguna preocupación, estar así era divino, quería quedar atrapada en el momento y poder vivirlo siempre. Lágrimas caían por su rostro, Christopher se dio cuenta de eso por el espejo lateral, se pregunto porque lo hacía, pero la haría disfrutar y luego habría mucho tiempo para hablar.
Ahora si, podía volver a casa. Dulce ya tenía las manos alrededor de Christopher. Aun podía sentir el viento en su cara, la sensación de vértigo y de que nada pasaría en ese momento. Se sentía muy feliz. La sonrisa que tenía en su cara no la borraba y todo eso gracias a la persona que nunca pensó que podía darle un momento así, Christopher.
- Aquí es – dijo Christopher, Dulce se sorprendió, era una casa enorme y hermosa, tenía muchas flores y árboles.
- Es una casa hermosa – sonrió, mirándolo. –
- Gracias, mi madre pasa la mayoría del tiempo en el jardín, es a ella la que debes decírselo – él sonrió y Dulce sintió que se derretía era una linda sonrisa, era primera vez que lo pensaba. - ¿entramos? - Dulce asintió. –
Sí por fuera era hermosa, por dentro lo era más, tenía un estilo rustico pero hermoso, su casa no se comparaba nada a esto.
- ¿Mamá? – Christopher tiró las llaves a una mesa que había a un lado de la puerta. – Ya llegue ¿dónde estás?
- Aquí, en el jardín – una señora apareció en lo que debía ser la sala, era igual a Christopher. Él la saludo con un beso en la mejilla. - ¿quién es está señorita? – pregunto acercando a Dulce. –
- Ella es Dulce , mamá. Vinimos para hacer un trabajo de química. – la madre de Christopher sonrió dulcemente.
- Mi nombre es Alexandra.
- Un gusto señora Alexandra– saludo Dulce amablemente. –
- Oh no, sólo dime Alexandra– rió. – no soy tan vieja ¿o si? - Dulce rió. Y negó con la cabeza. – Bueno, traeré algo para que coman. – sonrió y luego desapareció, por lo que debía ser la cocina.
- ¿Comenzamos? – pregunto Christopher. –
- Claro.
Ambos tomaron asiento, el trabajo era simple por lo que no se demoraron en terminarlo, ambos hacían bromas, Dulce por primera vez no se sentía incomoda con Christopher y él por igual se sentía bien, era la primera vez que podía bromear o sólo hablar con una chica sin que ella estuviera coqueteándole y eso le gustaba. Con Dulce sólo podía ser él mismo.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:11 pm

Capitulo 5
- Bueno – comentó Dulce sentándose derecha en la alfombra, la habían pasado muy bien, riendo como nunca, hasta con los chistes malos que Christopher contaba. – creo que es hora de irme, ya es tarde. – miró el reloj que colgaba en la aun lado de la sala, eran ya las nueve de la noche, ahora si que su madre la mataría. –
- Wow, sí ya es muy tarde. – Christopher se puso nervioso, no estaba en sus planes esto, pero era un buen paso para poder acercarse a Dulce. Había estado bromeando, él no lo hacía por la apuesta si no, porque le encantaba pasar ratos así.
Dulce se levanto un poco incomoda, solo quería salir lo más rápido de ahí, no tenía idea de cómo despedirse de su nuevo ‘amigo’ Christopher Uckermann, solo decir adiós o acercarse a él y besar su mejilla. Opto por la primera. Guardo sus cosas, se levanto.
- La pase bien. – sonrió nerviosa. – Adiós.
- Adiós – susurró Christopher, he hizo un vaivén con su mano, en el momento en que Dulce salía de la sala, Alexandra, la madre de Christopher Apareció, Dulce sentía que eso no terminaría nada bien.
- Linda - Dulce rió, como si eso fuera verdad. – ¿ya te vas?
- Sí, seño…Alexandra, ya es tarde y mi madre, de seguro me matará.
- Ou, ¿no quieres quedarte a cenar? – pregunto Alexandra.Christopher estaba igual que Dulce, eso no podía pasar.
- No creo que sea posible. – menciono Christopher, Dulce iba a hablar, pero él se le adelanto – ella ya debe irse, su madre le dijo que no llegará muy tarde, además vive algo lejos. – Dulce lo miró raro, pero luego entendió. –
- Eso es verdad – Dulce miró a Alexandra . – mi casa está algo lejos.
- Está bien – sonrió dulcemente la madre de Christopher. – otro día será. – Dulce asintió, no muy convencida, aunque se había divertido, esto ya no podía ocurrir más, no podía ser tan fácil de darle una oportunidad tan grande a Christopher, luego de todo.
Se despidió de ambos y salió rápidamente de la casa, estaba confundida, cansada y feliz. Alexandra le dijo a Christopher que llevará a Dulce a casa, él se negó, pero su madre insistió, hasta que recordó que él mismo le había dicho, que la casa de Dulce quedaba bastante lejos, aunque de verdad no lo sabía.
- Dulce - gritó Christopher, Dulce se dio vuelta, el venía corriendo hacía ella. –
- ¿Qué pasa? – le pregunto una vez que llego a ella, acomodando su bolso. –
- Sí quieres te llevó a tú casa.
- No gracias, de verdad, mi casa no está tan lejos, solo a unas cuadras. – se dio media vuelta, pero Christopher tomo su brazo, lo que hizo que Dulce se girará bruscamente y quedará junto a él a centímetros de sus labios. –
- ¡Christopher! – gritó una voz hueca, de la peor pesadilla de Christopher. - ¿Qué d¡ablos están haciendo? – se acercó a ellos, sólo se sentía el sonido de sus pasos en el asfalto. –
- Ee..eh nada – tartamudeo Dulce , separándose rápidamente de Christopher y colocándose al menos tres pasos alejada de él, mirando a Marian nerviosamente.
- ¿Nada? – pregunto sarcásticamente. – Estaban a punto de besarse. – dijo Marian mirando a Dulce con cierto asco. – No puedo creerlo de ti Christopher.
- No pasaba nada Marian – contesto Christopher, furioso. – fue solo un accidente.
- Ja – dijo irónica. – no puedo creer que me cambiarás a mi, por esto – examino a Dulce se pies a cabeza con una mueca. –
- No te cambié por ella Marian, entiéndelo – suspiró, ya se estaba hartando. – termine contigo por ti, por tú forma de ser.
- No te creo nada.
- Eso no me interesa. – Dulce miraba atenta la escena, se sentía dolida por como Marian la había mirado, por primera vez, le había dolido y mucho. – Vamos Dulce.
- Ustedes no se van a ninguna parte. – camino Marian hacía ellos nuevamente, Dulce se sentía asustada, Marian era capaz de hacer cualquier cosa, esté o no esté Christopher.
- ¿Qué harás? – pregunto Christopher, se acercaba peligrosamente a Dulce, se puso entremedio de ambas, Dulce se sentía protegida tras el cuerpo de Christopher. – Ni te atrevas.
Marian sonrió, hoy no le haría nada, esperaría el momento perfecto.
- Nada Christopher – se acercó a él, seductoramente, como siempre lo hacía, lo movió a un lado asegurándose de que Dulce vea lo siguiente.
Tomo el mentón de Christopher y con un rápido movimiento lo besó. Christopher se sintió débil a sus labios, otra vez estaba cayendo a sus encantos, pero volvió a la realidad. Marian ya no tenía el mismo poder sobre él. Miró a un lado, Dulce ya no se encontraba ahí.
- No vuelvas a hacer nunca más esto ¿me entendiste? – la empujo fuerte, no le importaba que Marian cayera, por suerte no lo hizo. Corrió tratando de poder encontrar a Dulce , pero no la veía por ningún lado. Se sentía una basura y no sabía bien el por qué. Solo que lo que había hecho había estado mal.
Dulce estaba tras un árbol, le había dolido aquella escena, se había sentido menos, se detuvo a mirar sus ropas, tomo su pelo, toco su cara, sus lentes, sus brackets. Seco sus lágrimas, se sentía bien así como era, se lo hacía saber, pero en el fondo, sabía que eso no era cierto.
************
Al otro día despertó perezosamente, eran las siete y treinta. Iba atrasada. Se levanto rápidamente, se ducho y se puso su ropa de siempre, no cambiaría su forma de vestirse, ella era Dulce, patito. No tenía porque ser una persona la cuál no era. Luis estaba esperándola en la calle, corrió hacía su auto y se subió.
- Vamos atrasados. – sonrió y beso una de sus mejillas.
- Lo lamento, me acosté tarde ayer. –Luis la miró raro. –
- ¿Por qué? – había metido la pata, a Luis no le podía mentir, pero tampoco le diría que se sentía mal con ella misma y que quería cambiar, sólo porque Marian la había mirado de una forma la cual le había dolido. –
- Sólo, llegue tarde a casa ayer.
- ¿Por qué? – repitió Luis divertido. Ahora si, estaba muerta. –
- Porque – sonrió nerviosa. – ¡oh mira! – exclamo contenta. – ya llegamos. – espero a que estacionará el auto y corrió fuera, hacía el instituto, Luis solo reía a carcajadas, más tarde hablaría con ella. Se imagina que todo esto, tenía que ver, con la ida a la casa de Christopher Uckermann.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:11 pm

Capitulo 6
- Tenemos mucho que hablar. – Dulce lo miró, nerviosa. –
- Luego. –Luis rió negando con su cabeza. – lo prometo. –
- Esta bien, pero no te escaparás. – ahora rió Dulce , pero su vista quedo pegada en aquel chico de ojos miel, despego rápidamente sus ojos de los de él y mantuvo su vista en su amigo. –
Entro el profesor minutos después, Dulce aun pensaba en que decirle, le diría lo que estuvo pensando toda la noche. Y que el le ayudará a descubrir, la razón de porque había cambiado de parecer por su aspecto físico, o no su físico si no su modo de ser y de vestir, porque ella era verdaderamente hermosa, pero no le gusta demostrarlo como Marian lo hacía y aún faltaba mucho para que ella, pensará en hacerlo.
- Bueno, ahora si me dirás porque te dormiste tarde anoche. – se dirigían hacía el árbol, su árbol. –
- Ayer cuando me venía de la casa de Christopher, nos encontramos con Marian . – Luis cambió la expresión de la cara y antes de que el pudiera decir algo, Dulce continuo. –: me miro como siempre lo hace. – una lágrima resbalo por su mejilla, Luis la estrujó con su pulgar. – por primera vez, me dolió Luis, me sentí inferior a ella. –Luis la abrazó, Dulce ya lloraba, le dolía ver a su amiga así. –
- Ya – acarició su espalda. – tranquila. – la separo de su cuerpo, seco la lágrimas. – mírame – le ordeno, Dulce obedeció. – no debes porque sentirte así Dulce , tú eres hermosa como sea, que te quede bien en la cabeza, eres hermosa.
- Tú eres el único que piensa esa estupidez. – sollozó. –
- No, Dulce escúchame, no debes porque estar así, eres y siempre serás hermosa ¿ok? – Dulce asintió, sonrió, Luis sabía como subirle el ánimo, sabía como hacerla sentir bien. – ahora, dime que más paso luego.
- ¿Cómo lo sabes? – sonrió Dulce . –
- Porque eres mi amiga y te conozco mucho.
- Pensé que tal vez, me haría bien cambiar.
- No te entiendo. – claro que lo entendía, pero lo que no entendía era porque ahora pensaba todo esto, después de comenzar a hablar y juntarse con Christopher.
- Ya sabes Luis, cambiar mí forma de vestir, peinar, esas cosas. – hizo un gesto con las manos. –
- ¿Por qué todo esto?
- No lo se – suspiró Dulce agachando su cabeza. – yo solo, quiero dejar de ser patito, a la que todos molestan. – y otra vez, su cara llena de lágrimas. –
- No quiero que cambies Dulce . – dijo Luis , acarició su mejilla. – me gusta tal y como eres, que no te importe como te miran, o que te dicen los demás, recuérdalo, mientras te sientas bien contigo misma, ya nada importa. – Dulce sonrió y se inclino hacía Luis , besó su mejilla y lo miró directamente a los ojos. –
- Muchísimas gracias Luis. – sonrió sinceramente. – de verdad, no se que haría sin ti – se estrujo las lágrimas, tiro los mocos para arriba y se levanto. - ¿vamos a clases? – ofreció su mano, Luis sonrió y se la tomo. Mientras que ambos se iban de la mano a clases, como un par de enamorados, cuando lo que de verdad eran mejores amigos, perdón hermanos. Era ya la última clase del día, Dulce se dirigía a su salón. Luis le había repetido nuevamente de que debía sentirse bien con ella misma. Había visto a Christopher varias veces ya en el día, pero trataba de esquivarlo. También había visto a Marian , y había llorado otra vez, odiaba sentirse así, no le gustaba para nada lo que le estaba pasando. Quería poder llegar a su casa y dormir todo el día si pudiese y cuando despertará poder ser otra, la hermosa Dulce .
- ¿Por que te fuiste ayer? – pregunto una voz a su espalda, la conocía muy bien, era Christopher. –
- Estorbaba – contestó, sin siquiera voltear a mirarlo. –
- ¿Estorbar qué?
- Tú y Marian. Se veían muy a gusto, para que molestar.
- ¿Qué? – pregunto Christopher exaltado. – no estaba a gusto, era todo lo contrario. – comenzó a dar explicaciones, como si fueran algo más que, lo que eran ahora. –
- A mi no me engañas Christopher, aún te gusta ella – dijo en tono de broma, pero en el fondo tenía una sensación extraña. –
- No, no, no y no – rió, sarcástico. – con Marian lo mío ya paso. Además, ya no hablemos de ella.
- Y tú ¿por qué quieres hablar conmigo? Allá atrás están tus amigos. – otra vez desde principio. Christopher ya se estaba cansando de esa actitud. Dulce siempre trataba de esquivarlo.
- ¿Otra vez con lo mismo? – Dulce sonrió. –
- Es que te lo estoy diciendo porque Luis no tardará en llegar. – se acomodo en su asiento, Christopher sopló frustrado, tomo sus cosas y se fue a sentar con Guillermo.
Dulce se entretuvo leyendo un poco, mientras que su amigo llegaba de quién sabe donde.
-Te está costando parece – bromeo Christian . – Claire, Claire – canturreo. – no se irá del lado de su papi – lo miró. –
- De que hablas, aun me quedan dos meses y una semana.
- Así como vas, creo que ni eso te alcanzará. No creía que patito sería tan de hacerse de rogar.
- Que me burlará de ella hace tiempo no me ayudaba de mucho, es eso lo que me jode, está dolida por eso. – bajo su mirada al piso. –
- ¿Te importa? – Christopher pensó un poco ¿le importaba? –
- No – lo miró. – Lo único que me importa ahora, es ganar a Claire.
- No lo creo. – ambos rieron. –
- Ganaré está apuesta broh, la ganaré. – dijo algo no muy convencido. –
Una chica detrás de ellos escuchaba atentamente, esto no le ayudaba de mucho a Christopher, si hacía algo mal. ¡Bum! Despídete de Claire, Christopher. Despídete de Claire.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:11 pm

Capitulo 7
- ¿Segura que escuchaste eso?
- Sí, Christopher y Christian hablaban sobre el auto, Claire.
- El Porsche de Christian– la chica asintió. –
- Una apuesta a patito, no hablaron de que se trataba pero creo que ese era el premio. – sonrió maliciosamente, un punto más a su favor. Cerró su casillero y con un meneo de caderas camino pasillo abajo, hacía la salida del instituto. Christopher estaba jodido.
Ya era día viernes, Dulce podía descansar, no del todo pero si del instituto, de Marian, de Christopher, de todos. Exceptuando a su querido amigo Luis. Luego de trabajar haría lo que pensó, se acostaría dormir, trataría de no despertar hasta mañana, necesitaba descansar y mucho.
Por otro lado Christopher, también quería descansar. Pero Poncho, Christian y Guillermo lo había convencido de ir a una fiesta, no estaba seguro de ir, pero no le haría nada mal unos tragos y chicas. Poncho le había sugerido que invitase a patito, él se negó, pero seria una grandiosa idea, además eso no le gustaría, y ella no querría ir a ese tipo de cosas, nada intentaba con preguntárselo. Pero m¡erda, no tenía ni su teléfono, ni la dirección de su casa y era algo tarde como para poder ir a buscar a alguien que sepa donde vive. Así que por ahora, la idea de patito en una fiesta pasaba, quizás para otra ocasión podía ser.
- ¿Qué pensaste sobre patito?
- Esta vez no Poncho, quizás para la otra, no creo que quiera ir a un lugar así, esperemos por lo menos una semana. –Poncho sopló. –
- Está bien – rió. –
- ¿De qué te ríes? – pregunto Christopher divertido. –
- Me hubiera gustado verla en una fiesta pero, esperaré. – Christopher rió con él. –
- Ya estamos a la hora ¿vamos? – pregunto mirando su reloj. –
- Vamos. – se hecho la última pizca de perfume, se miro al espejo y salieron, camino a la fiesta de quién que sea, la cosa era pasarla bien.
La casa era enorme, luces por todas partes y toda la cuadra estaba llena de autos, muy ruidosa, la música se escuchaba desde lejos, iba a ser una buena fiesta.
Chicas bailando de una a otra parte, borrachos, algunos sin ropa, otros semi-desnudos y eso que la fiesta acababa de empezar. Había muchas chicas guapas, pero ninguna le llamaba la atención.
A está altura de la fiesta ya se había tomado sus copas de alcohol, pero no tanto como para perder el conocimiento. Poncho se le había perdido con alguna rubia fácil. Él por otro lado, quería otro tipo de compañía.
Una chica lo había sacado a bailar. Era muy linda, bailaba con sensuales movimientos, se estaba divirtiendo, a lo lejos podía observar a Guillermo y a Christian con una morochas y a Poncho con la misma rubia, que había estado en toda la fiesta ya un poco pasado de copas, él en cambio estaba aun sobrio pero con un poco de alcohol en su organismo.
Era la tercera canción que bailaban, ya estaba cansado. Se iban acercando a besar sus labios, pero una rubia apareció detrás de la otra chica.
- Vete – le ordenó. La chica, la cual no sabía su nombre, obedeció inmediatamente. –
- ¿Qué quieres Marian? – pregunto irritado. – Estaba divirtiéndome.
- Oh, no Christopher – se acercó seductoramente. – con ella no tendrás el tipo de diversión que buscas.
- Ya basta, te deje muy claro que te alejarás de mí ¿por qué no lo haces?
- Porque yo se que aun sientes algo por mi Christopher – acarició su duro abdomen. –
- Estas equivocada.
- ¿Eso crees? – se acercó peligrosamente a ella. –
- Sí – asintió a la vez que la alejaba, pero en minutos ya estaba aun más pegada a su cuerpo. - ¿Qué haces? Aléjate
- Por favor Christopher. – susurró contra sus labios. – tu sabes que te necesito, al igual que tú a mi.
Y solo basto con una par de copas y palabras de Marian, para que Christopher volviera a caer en su juego. Otra vez.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:12 pm

Capitulo 8
Llevaba ya más de una hora con Marian, besándose, bailando y hasta unos toqueteos por parte de ambos, él sabía que lo que estaba haciendo no entraba en sus planes, pero Marian tenía un poder de hacer que los chicos cayeran rendidos a sus pies y él había caído otra vez, aún así prometiéndose que no lo haría nunca más, había sido muy débil.
Christian los miraba desde el otro lado del jardín, negando por lo que su amigo estaba haciendo. Marian tomo la mano de Christopher y subieron las escaleras hasta llegar al segundo piso, entraron a una habitación y comenzaron a besarse desesperada pero a la vez apasionadamente. Christopher la tomo de los muslos y Marian envolvió sus piernas en su cintura. Sin dejar de besarse, se dirigieron a la cama, Christopher quedo arriba de Marian. Ella comenzó a sacarle la camiseta, mientras Christopher acariciaba sus piernas. De pronto la puerta se abrió, dejando ver a Christian tras ella. Christopher nervioso, tomo su camiseta y se la puso. Marian miraba a Christian, enfadada.
- Lamento interrumpir – musitó. – pero ya nos vamos Christopher.
- Oh, si claro. – camino hacía su amigo, pero una pequeña mano se lo impidió. –
- No te preocupes Christian, yo lo puedo llevar. – sonrió falsamente. –
- No Marian– habló Christopher. – yo ya debo irme. – se zafó bruscamente, ahora si, pensando en lo que estaba a punto de hacer con Marian. –
- Bueno, Adiós Marian. – se despidió Christian , Christopher salió de la habitación sin siquiera mirarla. –
- Muchas Gracias. – dijo a Louis una vez que ya estaban el auto. –
- De nada. – sonrió sin mostrar su blanca dentadura. –
Christopher no se podía sacar de la cabeza, lo que estaba apunto de hacer con Marian , había caído otra vez como un estúp¡do. Luego de prometérselo, no lo había cumplido y casi había terminado en una cama con ella. Por suerte aun era virgen, y quería seguir siéndolo hasta que encontrará a la adecuada, a una mujer que él ame y que por supuesto, ella sintiera lo mismo. Aun no encontraba a esa mujer que congelará su mundo, A la que de verdad pudiera decirle un ‘te amo’ verdaderamente. Con Marian estuvo a punto de sentirlo, pero luego de que se entero de su engaño, sólo sintió por ella, rencor, odio y hasta asco.
- La noche aun es joven ¿dónde vamos ahora? – y si, eran solo las una y treinta de la madrugada.
- ¿Qué tal a un…? – comentó Poncho, moviendo sus cejas de arriba hacía abajo una y otra vez, con una sonrisa pervertida, todos reímos, sabíamos a los que se refería pero yo me sentía cansado y quería llegar a dormir.
- Entonces a eso iremos. –Christian , se desvió y comenzó a conducir al pub nocturno. –
-Christian , creo que yo no iré. – todos me miraron raro y luego lanzaron carcajadas, era raro que yo no quisiera asistir a aquel pub.
- ¿Hablas en serio? – pregunto Guillermo aguantándose la risa. –
- Sí – lo mire serio, Louis suspiró. –
- Está bien, pasaremos primero a tu casa.
- Pero no será lo mismo sin Christopher. – reprocho Poncho. –
- Ou mariquita – bromeo Guillermo , Poncho le pego en un hombro. – iremos de todas formas, pero si tú no quieres ir, te puedes quedar con Christopher.
Poncho pensó un segundo, luego negó con la cabeza riendo.
- Lo siento bro. – me miró. – pero iré a ese pub, no me dejaron seguir divirtiéndome con esa rubia, por lo que necesito un buen polvo. – negó con la cabeza, sonriendo. Poncho no iba a cambiar.
- Ok, no me importa, si tú quieres echar un p0lvo, hazlo. –Christian estaciono el auto. –
- Adiós chicos. – se despidió de todos y salió del auto. –
Una vez que perdió de vista a los chicos, se sentó en el asfalto y se tomo frustrado la cabeza. ¡Porqué m¡erda, no se podía sacar a Marian de la cabeza!
•••••••••••••••••
Dulce se levanto perezosamente, había dormido estupendamente, aunque con una extraña sensación en su corazón. Sus padres no se encontraban y no quería quedarse un día domingo encerrada en su casa, hacía calor por lo que decidió ir al parque. Se vistió como normalmente lo hacía, pero hoy quiso cambiar algo, soltó sus trenzas y peino su cabello, largo y lacio, color miel que caía a ambos lados de su cara, con un flequillo en su frente. Se miro, estaba haciendo algo nuevo, jamás lo soltaba, tenía un hermoso cabello que llegaba casi a su cintura. Se miro una vez más al espejo, y salio camino al parque, Luis no estaría hoy, y ella no sabía donde se encontraba su mejor amigo. Se sentó debajo de un árbol, mientras miraba a los niños divertirse con sus padres, como años antes ella también lo hacía, pequeñas lágrimas resbalaban por sus suaves mejillas hasta que unos gruesos dedos las secaron, asustada miro para ver de quien se trataba. Era Christopher.
- ¿Por qué lloras? – pregunto él. –
- Nada que te importe. – Christopher suspiró. –
- ¿Hasta cuando tendrás esa actitud?
- No lo se. – trato de sonreír. – no es normal que Christopher Uckermann te hablé, y menos que me hablé a mi. – Christopher sonrió y se sentó a su lado. –
- ¿Podríamos hablar, como amigos? Dame una oportunidad.
- No es tan fácil Christopher . – lo miró, él ya había notado algo raro en Dulce , su hermoso cabello, primera vez que lo veía suelto y era hermoso, Dulce se veía diferente. –
- Lo sé, pero de verdad, me gustaría remediar todo lo que te hice.
- Lo pensaré. – contestó divertida. –
- Está bien, y me dirás ¿por qué llorabas? - Dulce miró a los niños jugar, sonrió y luego miró a Christopher. –
- Mi vida no es fácil. – se le quebró la voz, con Luis era el único que hablaba sobre su vida, y ahora estaba por hablar con un completo desconocido. –
- ¿A qué te refieres?
- Mis padres, discuten todos los días. – miró el suelo. – la relación con mi madre, es de unas completas desconocidas, no hablamos y con suerte nos saludamos. – secó una pequeña lágrima. – mi padre es un alcohólico. – y ahora si lloraba, necesitaba a alguien con quien desahogarse. Christopher la abrazó.
- Lo lamento. – acariciaba su espalda repetidas veces, él se sentía mal, al verla llorar así, jamás había pensado que podría ella, tener una vida así y aguantar tantas cosas.
Dulce se sentía bien así, protegida, no quería que ese momento terminará nunca. Quizás podía intentar algo con Christopher, poder, ser amigos.
Luego de estar llorando unos segundos más, levanto su cabeza para mirar a Christopher . Christopher miró sus hermosos ojos marrones y se quedo conectado, con su mano saco los lentes que Dulce portaba. Los dejo a un lado y luego volvió con la cara de Dulce, delineo con su pulgar, sus ojos, sus cejas, su nariz, sus mejillas y sus labios. Cada rasgo de ella era tan delicado, fino, como una hermosa muñeca de porcelana y así, con lágrimas y los ojos cristalizados, se veía encantadora. Su pelo que danzaba con el viento la hacía tener un look angelical, realmente hermoso. Sintió unas inmensas ganas de besar esos carnosos labios y así lo hizo, saboreando cada interior de la dulce boca de Dulce Maria Espinoza , patito.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:12 pm

Capitulo 9
Dulce también se dejo llevar, pero lo que estaba haciendo estaba mal, así que se despego rápidamente de la boca de Christopher Uckermann y le dio una bofetada, se llevo una mano a la boca y luego habló.
- No vuelvas a hacer eso jamás. – se levantó del suelo y salió corriendo de ahí. Christopher con una mano tocaba su ardiente mejilla y con la otra acariciaba sus labios, había sido magnifico besarla, ni él podía creerlo, ni con Marian se había sentido como si volará.
Estuvo unos momentos más sentado en ese parque. La vida de Dulce no era fácil, jamás había pensado que ella sufriera así. Luego de que ella sepa, que había sido enamorada por Christopher Uckermann sólo para que él pobre estúpido ganará un mald¡to auto. Quizás será la gota que derramo el vaso, se estaba arrepintiendo, pero él quería ese auto. Estaría una semana más, si veía que las cosas se salían de control o se sentía una basura por hacerle una cosa como está a una chica, dulce e ingenua, se retiraría y Claire, se quedará con Christian,mientras él, debía pagarle los mil dólares a cada uno. Era una locura, pero como lo dijo, podía ser cualquier cosa, menos un canalla.
- ¿Luis? – pregunto Dulce agitada había venido corriendo todo el camino. El auto de su amigo se encontraba estacionado frente a su casa, mientras que él estaba sentado en el capo, con los brazos cruzados sobre su pecho.
- Sí – contesto él, sin ninguna expresión. –
- ¿Qué sucede? – pregunto ella extrañada, él jamás le hablaba sin luego hacer una de sus hermosas sonrisas. –
- Nada – la miró. - ¿Dónde estabas?
- En el parque. – dijo nerviosa, con un ligero rubor en las mejillas.
- ¿Con quién? – continuo el interrogatorio. –
- Sola. – mintió, por alguna razón, le incomodaba recordar que con Christopher había estado hace minutos y menos recordar, que se habían besado.
- ¿Segura? - Dulce asintió. –
- ¿Por qué he de mentirte?
- No lo se, no te encuentras muy segura de tu respuesta, además amiga mía. – se acercó a ella. – no sabes mentir – sonrió. - ¿con quién estabas? - Dulce suspiró. –
- Con Christopher. – dijo en un susurro apenas audible para ella. –
- ¿Con quién? – frunció el ceño. – no te escuche.
- Con Christopher. – susurro de igual manera que la vez anterior. –
- ¿Con quién? – repitió Luis. –
- Con Christopher. – gritó fuertemente. Luis quedo atónito, que hacía ella con Christopher en el parque, además, le había mentido. –
- ¿Qué hacías con él?
- Nada – respondió nerviosa. – fui sola, me senté a la sombra de un árbol y él apareció sentado a mi lado, conversamos y vedme aquí. – hizo un gracioso movimiento con las manos.
- ¿Por qué estás tan nerviosa? -Dulce lo miró enfadada. Quería evadir aquel tema, por lo que respondió con una pregunta.
- ¿Por qué tanto interrogatorio? –Luis solo arrugo la nariz, se volvió a sentar en el capo de su auto y hablo. –
- Porque no puedo creer que estés con él, luego de todo lo que te ha hecho.
- Te dije que él llego a mi lado.
- Si pero aun así le hablaste.
- ¿Qué querías que hiciera? – pregunto irónica. - ¿qué lo ignorará?
- Sí – contestó serio. – no puedo creer como haz considerado siquiera hablarle.
- No lo se, no se ha comportado como un estúp¡do aun.
- Pero lo hará.
- No lo creo, las personas cambian. Y Christopher, quiere ser mi amigo. Debería darle una oportunidad.
- ¡¿Qué?! – pregunto Luis exaltado. – ¿Te escuchas?
- Sí, lo hago. – respondió tranquila. –
- ¿Qué es lo que te pasa?
- Nada Luis, ya te lo he dicho.
- ¿Nada? – pregunto sarcástico. – De un momento a otro, quieres ser amiga de Christopher – hizo una pausa y continúo: - ¿Eso es nada? – la miró, Dulce asintió. – Eso crees, está bien. Nos vemos mañana, te paso a buscar a las siete y treinta, espero que no tardes. – beso su mejilla y sin nada más que decir, se marcho de ahí enfadado.
Dulce vio como el auto de Luis desaparecía, había tenido algo como una discusión con su mejor amigo, por Christopher Uckermann
Las bocinas del auto sonaban, siete y treinta de la mañana en punto, Dulce peino su cabello, lo había dejado suelto otra vez, pero pensó que era mucho por lo que lo peino a un lado de su cabeza he hizo una larga trenza amarrada con una goma color morada. Ahora se daba cuenta de que su amigo ni siquiera había notado su cabello ayer. Bajo las escaleras, su padre dormía en el sillón de la sala, habían discutido anoche, lo miro un segundo, se sintió triste, acomodo su bolso en su hombro y salió de su casa.
- Hola. – saludo tímida una vez que estaba dentro de su auto. Beso la mejilla de su amigo. –
- Hola – contesto sin despegar la mirada del camino, quedaban solo unas cuadras para llegar al instituto y veinticinco minutos para que las clases comenzarán, tenía que hablar con Luis.
Cuando su amigo estaciono el auto, se armo de valor y habló.
-Luis– susurró. - yo. - pero antes de que continuará, Luis habló. -
- Lo se Dulce, no debes pedirme disculpas, yo soy el que te las debe, lo lamento, no quería reaccionar así. – la miro y acarició su mejilla. – no quiero que te lastimen.
- No lo hará. – tomo la mano de su amigo que se encontraba aun en su mejilla. – no dejaré que él lo haga.
Si su amigo, reacciono así luego de que le comento que sólo había hablado con Christopher, no se quería ni imaginar que pasaría, si le dijera que se habían besado. Mejor se ahorro esos comentarios y se lo comentaría luego, aunque no le gustará tener secretos con él, debía hacerlo, al menos hasta que se arreglarán.
- ¿Cómo puedes estar segura? - Dulce lo miro, tenía razón, aun no podía estar tan segura de que Christopher o él y sus amigos le hicieran algo. –
- Tienes razón, pero aun no soy amiga de él, créeme, falta mucho y no se si nuestra relación pueda llegar a ‘amigos’ – hizo un énfasis con sus dedos en la última palabra. Luis rió. –
- Esta bien, cualquier cosa me dices.
- Lo prometo. – se inclino y beso la mejilla de su amigo.
- Debía decirte otra cosa.
- ¿sí? – tomo su bolso. –
- Te veías hermosa con tu cabello suelto. - Dulce se sonrojó. –
- Creí que no lo habías notado. – rió nerviosa. –
- ¿No lo había notado? Soy tu mejor amigo, paso todos los días contigo y con tus trencitas. – rieron. – claro que lo note. Estaba enfadado ayer, por lo que no podía hacerte un cumplido. – y otra vez Dulce se sonrojo, no se acostumbraba que a alguien como ella le hicieran un cumplido así, diciéndole que era hermosa, luego de que todos la llamaban ‘patito’.
- Gracias.
- De nada. – beso nuevamente su mejilla. – nos vemos en literatura.
- Nos vemos en literatura. - repitió bajando del auto.
Dulce se dirigió a su casillero, guardo los libros que le tocaban después, cuando cerró la puerta se llevó el susto de su vida. Christopher se encontraba sonriente. Y no lo dijo por la sonrisa, jamás podría decir una barbaridad a lo más hermoso que Christopher Uckermann tenía, sino que se apareció tan de repente.
- Hola - Dulce ni siquiera volvió a mirarlo, no se atrevía luego de lo que paso entre ambos – ¿Dulce? – la persiguió, por suerte de él, la primera clase la tenían juntos, Dulce deseaba que la tierra la tragará en ese mismo momento y luego volver al terminó del receso para entrar a literatura, una que compartía con Christopher y Luis.
Se sentó en un banco que estaba al centro, dejo su bolso en la silla de al lado, este fue retirado y dejado en el suelo, mientras que Christopher se sentaba.
- ¿Pero que haces? – pregunto enfadada. –
- ¿me siento? – pregunto irónico, Dulce lo miró mal. –
- Ahí más bancos allá atrás, y mira. – señalo a Poncho. – uno de tus amigos está sentado sólo ¿por qué no le haces compañía? – Christopher sonrió, iba a hablar pero la maestra entro, Dulce suspiro enojada, debía aguantar a Christopher.
De vez en cuando Christopher susurraba cosas a Dulce , la molestaba pinchándole con el lápiz el brazo y le tiraba el pelo. Pero Dulce trataba de no perder la paciencia y no hablarle. Hasta que él se cansó, fue un gran alivió para ella. Al tocar el timbre de salida, se levanto rápidamente.
- ¡Ey espera! – Christopher tomo su brazo. –
- ¿Qué pasa? – pregunto cansada. –
- Ayer me dijiste que las cosas cambiarían, y no haz hecho nada más que evadirme ¿qué sucede ahora? - Dulce se sonrojo. –
- Pues, nada. – murmuró. – solo que… - iba a contestar pero una chica se tiro encima de Christopher besándolo como sólo una persona lo hacía,Marian. Dulce no quiso seguir viendo y se marcho de ahí, había sentido un fuerte dolor, en su corazón.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:12 pm

Capitulo 10
- ¡Marian! – exclamo furioso, separándole bruscamente. -
- ¿Qué pasa Christopher? – Christopher la ignoró completamente, algo que Marian odiaba era que no le prestarán atención. Christopher comenzó a buscar a Dulce, se estaba haciendo costumbre que ella desapareciera cada vez que Marian aparecía.
Los pasillos estaban llenos, Dulce era pequeña y delgada por lo que no era muy fácil encontrarla, esperaría hasta después del almuerzo en Química, para poder hablar con ella, ya que se imaginaba que ahora estaría con Luis, eso lo hacía enfadar.
Dejo a Marian sola en aquel pasillo y se dirigió a las canchas, donde él y sus amigos se encontraban la mayor parte del receso jugando futbol o sólo mirando como babosos a las porristas, pero eso para él ya era pasado.
Busco a Poncho, que era con quién pasaba más tiempo de sus amigos. Debía estar ‘conquistando’ con alguna porrista, era de los chicos que no necesitaban una novia. Era un completo picaflor.
Y así era, se encontraba con Merry, una chica pelirroja, era hermosa, pero no se acercaba a los gustos de Chistopher. A Christopher le gustaban con el pelo color miel o más oscuro, justamente como Dulce lo tiene, pero si le dieran a elegir, sin duda el sedoso, largo y liso cabello de Dulce.
Poncho vio a su amigo, parecía estar en otro mundo, se despidió de Merry una nueva conquista, con la cual quedo de juntarse hoy y fue para donde su amigo.
- ¿Qué pasa bro? – pregunto a su desconcertado amigo, una vez que llego a donde estaba. –
- Solamente pensaba. –Poncho contuvo una risa. – Sí, Poncho yo pienso. – lo miro con los ojos entrecerrados, adivinando de que era de lo que se reía.
- Así ¿de qué?
- Dulce. – murmuro. Poncho abrió los ojos sorprendido. –
- ¿De Dulce ? – pregunto. - ¿qué pensabas? – sonrió. – Aaaa, que harás para conquistarla.
- No. – negó Christopher. – nada de eso.
- ¿Entonces qué? – pregunto sin entender. –
- Es raro. – suspiró. –
- ¿A qué te refieres? – Christopher lo miro, ni él sabía a que se refería ¿cómo responderle aquella pregunta si ni él tenía la respuesta? Quiso cambiar de tema. –
- No me hagas caso bro. No es nada.
- ¿Seguro? Christopher, te conozco, eres mi mejor amigo, sé que algo te pasa ¿es algo relacionado con patito? – Christopher, suspiró, era verdad Poncho lo conocía y mucho, por lo que no podía esconderle nada. –
- Si, es por Dulce. – recalco la última palabra. – basta de decirle patito. –Poncho soplo y miro raramente a su amigo.
- ¿Por qué?
- Solamente, deja de hacerlo. – Poncho asintió extrañado. –
- Bueno, ¿qué pasa con pa…Dulce?
- Ayer… - mantuvo la palabra ¿cómo le explicaría a Poncho lo que había pasado con Dulce?
- Ayer… - Poncho repitió la acción, esperando a qué Christopher continuará.
- Ayer estuve con Dulce , en el parque, estuvimos hablando un buen rato, luego ella comenzó a contarme de su vida, lloró y bueno, yo la consolé y luego de eso, nos besamos. – dijo esto último rápidamente, por lo que Poncho quedo confundido.
- ¿Luego de eso…?
- Nos besamos. – contesto de la misma manera.
- Por favor Christopher. – dijo cansado pero a la vez enfadado. – Solo dime ¿qué paso luego de eso?
- Nos besamos. – susurró. –
- ¡¿Ustedes qué?! – pregunto una furiosa chica, que estaba escuchando atentamente aquella conversación aunque no debía hacerlo.
Ambos chicos la miraron extrañados y luego furiosos, era Madison, la mejor amiga de Marian y por más que le dijeran que no diga nada, no lo haría, era muy chismosa.
- ¿Qué haces escuchando nuestras conversaciones Madison? – intervino Poncho furioso, Madison fue su novia, incluso por esto cortaron. –
- Yo, sólo… ¿la besaste? – pregunto la rubia mirando a Christopher.
- Yo jamás dije eso. – mintió Christopher.
- Si lo hiciste. – afirmo como una niña pequeña. Christopher se acarició las sienes.
- ¿Tienes pruebas? – pregunto Poncho,Madison contestaría pero no lo hizo, solo suspiró. –
- No.
- Entonces no puedes decirle a nadie, porque no es cierto.
- Se lo diré a mi amiga igual. – atacó Madison. –
- ¿Marian? – Madison asintió. - ¿Le dirás una mentira?
- No es mentira.
- Si lo es, porque no tienes pruebas de haberlo escuchado ¿o si? – Madison entrecerró los ojos y miro a Poncho.
- No las tengo. –Poncho sonrió. –
- Eso quería escuchar.
- Te odio. – dijo molesta. –
- Yo igual querida. – Madison salio de ahí hecha una furia, Poncho sabía como controlarla. –
Una vez que Madison se fue, ambos se miraron y rieron, Madison podía ser muy bonita, pero no muy inteligente, era muy fácil de confundirla y Poncho mejor que nadie sabía como hacerlo.
- Estuvo cerca. – pase una mano por mi frente. –
- Muy cerca. – me miró. – hablando de esto. – miro para ambos lados para asegurarse de que ahora nadie escuchaba. - ¿cómo es eso de qué besaste a patito?
- Yo, no lo se, fue un impulso. – dijo nervioso. Poncho hizo una cara rara. –
Caminaron hasta es pasillo donde se encontraban las clases de tercero, hay no se encontraba nadie.
- ¿Cómo se sintió? – pregunto con algo de asco. Christopher se puso a pensar y en ese momento lo que más quería decirle a su amigo fue fantástico, sientes como si vuelas, como en las nubes. Pero Poncho lo tomaría como un loco y que había perdido ya la apuesta, que él muy tonto, se había enamorado. Aunque eso no era cierto. Eso era lo que él pensaría. Opto por mentir.
- Fue, horrible. – se sintió como una completa basura al haber dicho una gran mentira como esa.
••••••••••••••••••••••••••••••••••
Dulce paseaba por ahí, ese pasillo siempre se mantenía vació, casi nadie andaba por ahí algo que le gustaba mucho. Pudo identificar Christopher hablando con uno de sus amigos, quiso escuchar lo que ambos hablaban, aunque hubiera deseado no haberlo hecho. ‘Fue horrible’ esas dos palabras resonaban en su mente, y ella la muy estup¡da había pensado que ese beso le había encantado, qué él al igual que ella se había sentido como si ellos solamente existieran, como si estuvieran atrapados en su propio mundo. Pero él recién había dicho todo lo contrario, ahora si que se sentía como una pequeña niña ingenua.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:13 pm

Capitulo 11
- ¡¿Qué?! – grito Marian fuertemente, todos los que se encontraban en el comedor centraron su atención en ella. - ¿Qué miran? – dijo seriamente, estaba muy enojada. Todos se miraron extrañados y en un segundo volvieron a sus asuntos. Miro a Madison – ¿Es cierto? ¿se besaron?
- Sí, yo escuche a Poncho y a Christopher hablando sobre eso, pude escuchar lo que hablaban, trataron de negármelo. Diciéndome que lo que había escuchado lo estaba inventando. –Marian tomo la botella de plástico con su mano y la apretó fuertemente. Respiraba entrecortadamente, sus labios los mantenía cerrados fuertemente. - ¿qué harás? ¿Quieres que todos se enteren?
- No. – negó Marian. – Jugaremos un poco con patito, le haré saber a quién le pertenece Christopher. Mientras, ustedes no digan nada. – las cuatro chicas asintieron. Marian rió maliciosamente.
Dulce abrazaba su libro sobre su pecho, estaba llorando, se había sentido bastante mal luego de la confesión que Christopher hizo. Por un segundo había jurado que a Christopher le había gustado ese beso tanto como a ella. Que las cosas entre ellos al fin cambiarían, pero ahora se dio cuenta de que no. Christopher jamás se fijaría en ella como chica, había tenido como novia a una de las chicas más hermosas del instituto ¿cómo cambiaría a Marian por patito? Eso era lo qué mas le dolía, qué jamás podría ser mejor que Marian, que jamás podría ser mejor que cualquiera de las chicas populares.
Christopher se despidió de Poncho, algo mal por haberle mentido así. Camino por el pasillo. Dulce había tratado de esconderse unos metros más allá luego de escuchar aquello. Christopher al pasar por ahí sintió unos sollozos, al darse la vuelta y ver quién era la que lloraba, rápidamente se acerco a ella y la abrazo fuertemente. Dulce se asusto, pero luego alejo rápidamente a Christopher de ella. Seco sus lágrimas y estaba por irse de ahí.
- Dulce espera.
- ¿Qué quieres? – pregunto duramente, aun con sollozos. –
- ¿Qué te sucede? – contesto con otra pregunta, acercándose a ella. –
- Nada que te importe Uckermann, ahora por favor, déjame sola.
- No. – le tomo su brazo, tiro de ella y la abrazo. –
- Suéltame Uckermann. –Christopher por alguna razón no quería despegarse de ella, se imaginaba que él era quién el culpable de haberla hecho llorar y sabía la razón, había escuchado la conversación con Poncho.
Tomo su rostro entre sus manos, hizo que lo mirara, sus hermosos ojos marrones estaban con un pequeño brillo, su nariz estaba ligeramente con un color rojo al igual que sus mejillas. Tomo su mentón e iba a acercarse a sus labios, Dulce se iba a dejar llevar, pero antes de que sus labios se juntaran por segunda vez, Dulce se separo bruscamente.
- Te dije que no lo volvieras a hacer de nuevo. – lo miro seriamente. – y menos si se sintió horrible. –Christopher agacho su mirada, no tenía nada que decir, pero había costado mucho poder ser lo que eran, llegar a ser su amigo que no iba a dejar que todo volviera a hacer como antes y no poder estar cerca de ganar a Claire.
- Dulce yo. – hablo. – no quería decirle eso a Poncho, en serio. Debía hacerlo o si no creería que. – y se callo, casi cometía un gran error.
- ¿Creería que? – pregunto Dulce extrañada, Christopher se puso nervioso ¿qué le diría ahora?
- Nada, me equivoque. – Dulce lo miro no muy convencida.
- ¿seguro? – Christopher asintió. – bueno, adiós. - tomo su brazo he hizo que lo mirara. -
- Dulce en serio, perdóname.
- ¿Por qué querrías mi perdón? – pregunto Dulce irónica. -
- Por lo que te he dicho, quisiera ser tu amigo. - Dulce sonrió falsamente. –
- No creo después de todo lo que has hecho.
- Dulce, te he pedido disculpas ¿qué más quieres que haga? - Dulce pensó. –
- ¿Alejarte de mí? – Christopher suspiro, Dulce era una chica difícil de convencer.
- Por favor. - Dulce rodó los ojos.
- En serio Christopher ¿a qué estas jugando? O ¿Qué b¡cho raro te pico?
- ¿Comenzaremos otra vez con lo mismo? – pregunto fastidiado.
- No lo se, lo diré cuantas veces se me de la gana. – Christopher suspiro. – esta bien – sonrió. – te daré una última oportunidad.
Aunque Dulce no se imaginaba que seria la primera de muchas oportunidades.
Algunos los miraban raros, otras envidiosas, otra celosas y algunos, aunque raramente los miraban tiernos. Christopher caminaba con Dulce con su brazo alrededor de su cuello. Todas las miradas centradas en ellos, eso la ponía nerviosa, pero por primera vez no era porque estaban burlándose de ella, si no que era porque estaba abrazada por Christopher Uckermann, el sueño de cualquier chica de ese instituto. Ambos así como pareja no se veían mal, al contrario se veían hermosos y adorables, pero eran de dos mundos sumamente diferentes por lo que era completamente absurdo que ambos estén juntos. Christopher era hermoso, y Dulce cómo todos creían era horrible, de ahí su apodo. Christopher popular, Dulce una marginada social.
Christopher dejo a Dulce en su salón, se despidió de ella con un beso en su mejilla y se fue hacía el gimnasio donde estaba la practica de basketball, dejando a Dulce confundida por aquel beso. Sonrió y entro al salón, se sentó al lado de Luis con una tonta sonrisa. Él la miraba seriamente.
- ¿Qué pasa? – pregunto Dulce feliz.
Luis solo la ignoro y se puso a escribir en su cuaderno, el maestro había comenzado a escribir en el pizarrón. Dulce no entendía nada. Sólo comenzo a escribir también, luego hablaría con él.
**********************
- Es en serio bro, nos escucho hablando sobre lo del beso y bueno, casi pierdo todo lo que habíamos avanzado.
- Debemos tener más cuidado de dónde hablamos. –Christopher asintió. Estuvo cerca de meter la pata, casi le dice a Dulce lo de la apuesta. Además por lo del beso, había sido un gran error, habría perdido la apuesta en seguida, ya que Dulce no le hubiera querido hablar y los intentos habrían sido en vano. – Y bueno cambiando el tema de que patito nos escucho hablar ¿qué harás ahora?
- ¿Con ella? – pregunto confundido. –
- Si con ella ¿con quién más seria? –Poncho sonrió. – acaso ¿tienes otra chica? Y no me has contado. – hizo un puchero. Christopher rió.
- No nada de eso, no estoy pensando en chicas hasta que la apuesta se acabe. Si me engancho con alguna puede que cague con la apuesta.
- Tienes razón, aun te quedan dos meses.
- Sí. – suspiro. – hasta el baile de graduación.
- Hasta el baile. Y bueno ¿qué harás?
- La invitaré, no se a comer a McDonals. Luego veremos que más puedo hacer. – Christopher miro a Marian, aun no podía sacarla de la cabeza, con sólo un beso le había hecho recordar todo lo que la quería. –
- Bueno bro, iré a jugar un partido a esos inút¡les. – Christopher sonrió. - ¿Vienes?
- No yo, me quedaré aquí, luego iré. –Poncho asintió y se marcho corriendo donde sus amigos jugaban un partido de basket.
Se puso a pensar, en que haría con Dulce para conquistarla, usaría sus herramientas secretas, aunque con Dulce talvez no ayudarían de mucho, ya que ella no era igual a las demás.
- Se lo de la apuesta, Christopher. – dijo una voz a sus espaldas, Christopher se puso nervioso ¿quién m¡erda le había dicho?

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:13 pm

Capitulo 12
- No se de lo que hablas. – se dio vuelta y miro a la chica que aun robaba cada pensamiento de su cabeza, pero seria por poco, porque trataría de que toda esa obsesión que tenía con ella, se acabe Si era una obsesión porque estaba seguro que por ella no sentía absolutamente nada. Ni cariño por ser una de sus exnovias –
- Vamos Christopher. – se acerco a él. – es muy bonito el Porsche de Christian no, ¿Clara? – hizo una mueca. - ¿Clarisse? O si, ya me acorde… Claire. Si, así se llama, Claire – comento recordándolo. – Es un hermoso auto ¿no es verdad?
- No se de lo que hablas. – repitió él, nervioso. –
- ¿En serio? – Christopher asintió, inseguro – no recuerdas a ¿patito?
- Claro.
- Bueno, te lo contaré. Tú y tus amigos hicieron una apuesta, donde el premio era ese hermoso Porsche gris de Christian y la victima de aquella apuesta no era ni más ni menos que patito. – sonrió falsamente. –
- ¿Quién te lo dijo?
- Un pajarito. – contesto sin más. - tú sabes muy bien que los secretos vuelan rápidamente en este instituto y en cualquier momento puede llegar a ella.
- ¿Quién te lo dijo Marian? – pregunto Christopher duramente. –
- Ni creas que te lo diré Christopher.
- Entonces, ¿para qué me comentas esto?
- Para hacerte saber que yo también puedo jugar.
- ¿De qué forma? – pregunto él. –
- Que pasaría si patito lo supiera antes de tiempo ¿te odiaría no es así? – Christopher asintió. – pero de todas formas a ti no te importa. – se sentó a su lado en las galerías. – para que ha de importarte si tú no sientes nada por ella ¿o sí? – abrió los ojos sorprendida, al no ver una respuesta de su chico. – no me digas que te estás enamorando de ella.
- Como crees eso Marian, es absurdo.
- Entonces – Christopher suspiro cansado. – ¿no te molestaría que le di… - Christopher le interrumpió. -
- No lo harías.
- ¿Tú crees? – pregunto irónicamente. Riendo sin humor.
- Creo muchas cosas de ti Marian. – suspiro. – ¿Qué puedo hacer para que no le digas? – Marian sonrió. –
- ¿Hasta cuando durará la apuesta o en cuanto tiempo debes hacerle eso a patito?
- Para el baile de graduación. – susurro. -
- Para el baile de graduación. – repitió en un murmullo para ella. – ¿en dos meses? – pregunto, Christopher asintió. – okay, te lo pondré así; sí haces alguna cosa que con ella, que me moleste a mi. Lo sabrá, sabra la apuesta. – tomo una pausa. – Si te enamoras de ella. Me encargaré de que ambos sufran por igual ¿me entiendes?
- Sí – murmuro Christopher. –
- Ten cuidado Christopher, que por el camino hay muchos obstáculos y un paso en falso, hará que sufran ambos, no solo ella, no sólo tú. Ambos – hizo un énfasis en la última palabra. Christopher tomo valor, Marian podía ser adorable algunas veces, pero cuando podía, era mala, muy mala.
- ¿Qué ganarías con todo esto? – pregunto al fin.
Marian sólo sonrió y sin contestar aquella pregunta se levanto y comenzó a caminar hacía donde estaban sus amigas, pero a medio camino, se dio media vuelta y miro a Christopher.
- No olvides Christopher, que no solo tú sufrirás, lo hará ella también y tal vez lo hará peor. Ten mucho cuidado. – guiño su ojo y tomo su camino nuevamente. – Que yo, puedo ser mala.
Marian tenía razón, debía hacer las cosas con calma, por cualquier error, toda la apuesta y lo que había logrado hasta ahora se iría a la mismísima m¡erda.
- ¿Me dirás que te pasa? - Dulce le pregunto a su amigo, eran las once cuarenta y cinco de la mañana y sólo se habían dirigido una sola palabra. –Luis. – menciono su nombre al no ver ninguna respuesta. – oye Luis, ya háblame quieres, o sólo dime que te sucede, sabes que no me gusta estar así contigo. – él suspiro cansado y se digno a mirarla. - ¿me dirás? – pregunto tiernamente, una sonrisa se escapo de la boca de su amigo, pero al segundo la borro, dejando una seria expresión.
- ¿Desde cuando tú y Christopher Uckermann se besan tan amorosamente la mejilla? – respondió entrecerrando los ojos, Dulce sonrió. –
- ¿Te has puesto celoso? – bromeo Dulce. – y respondiendo a tu pregunta, yo tampoco lo se. – hizo una mueca.
- No estoy celoso y como que no lo sabes.
- No lo se, sólo llegamos al salón y beso mi mejilla. - Dulce sonrió. – y claro que estás celoso. – apretó las mejillas de su amigo e hizo un puchero. – Crees que te cambiaré por Christopher.
- Ya te dije que no. – siguió con su expresión seria, sacando delicadamente las pequeñas y delgadas manos de Dulce de su cara. –
- Okay, te creeré. – rió. – Y si por alguna razón lo estás. – Luis iba a hablar. – Ey, no lo he dicho, pero si por alguna razón lo estás. – repitió. – No lo estés, jamás te cambiaría a ti por él. Eres mi mejor amigo, no debes porque estar enfadado por eso. Christopher no cambiará las cosas entre nosotros ¿sí?
- Está bien. Espero que eso no pase. – le advirtió. –
- No pasará. – beso la mejilla de su amigo. – ahora vamos a comer, que muero de hambre. – acarició su barriga.
- Eres una glotona. – rió Luis, al fin, volvían a ser los mismos. Pero quizás, no por mucho tiempo.
Christopher aun se encontraba pensando en la situación que había pasado con Marian, se encontraba caminando por el campus del instituto. ¿Era buena idea seguir con todo esto ahora que su peor pesadilla lo sabía? ¿Qué era lo que haría ella, al terminar aquella apuesta? La idea de él poder enamorarse de Dulce jamás se le había pasado por la cabeza, pero aunque se le pasará iba a ser un error, nunca se enamoraría de Dulce , eran completamente diferentes, además, no había un además, pero si Christopher jamás se había enamorado ¿Está no era la excepción? ¿O si? No, definitivamente está no era la excepción, Christopher no se enamoraría nunca de patito, ni siquiera podría llegar a gustarle.
Otro cansado día terminaba, por suerte Dulce no tenía que trabajar hoy, así que se iría a su casa directo. Se despidió de Luis, habían quedado en juntarse a las seís y treinta en su heladería favorita.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:13 pm

Capitulo 13
Dulce soltó una vez más su cabello y se miro al espejo, se miro de arriba abajo y viceversa, algo andaba mal con ella ahora, algo le disgustaba. Saco los pensamientos de su cabeza y se puso a pensar en otra cosa, jamás le había importado esmerarse en su apariencia, no tenía porque ser ahora la excepción, además no había nada fabuloso en su armario. Y si lo había, no sabía como combinarlo. Y no tenía ninguna amiga.
La timbre sonó, Dulce entrecerró los ojos, había quedado con Luis en la heladería, no que el la viniera a buscar, además quedaban quince minutos para que se juntaran. Peino una vez más su cabello y corrió escaleras abajo para abrir la puerta, cuando la abrió se quedo sorprendida ¿qué hacía Christopher Uckermann en su puerta? Y ¿cómo había encontrado su dirección?
- ¿Qu…qué haces aquí? – tartamudeó nerviosa. No todos los días Christopher estaba fuera de tu casa.
- Vine a verte. – sonrió. –
- Pues ya me viste. – comento Dulce y Christopher rió. - ¿De que te ríes?
- De ti. - Dulce bajo la cabeza, Christopher entendió porque Dulce hizo eso y enseguida lo aclaro. – No Dulce , no lo digo porque me estoy burlando de ti, es que, bueno no me refería a eso. - Dulce subió la cabeza y lo miro. –
- Entonces…
- Sólo quería venir a verte, para ver si estabas libre.
- No lo estoy, saldré con Luis en diez minutos. – dijo mirando el reloj de pared que se encontraba arriba del sillón de la sala.
En ese momento una descabellada idea se el paso por la mente ¿por qué no intentarlo?
- Aaam… entonces, me voy. –Christopher estaba por irse, cuando Dulce tomo su brazo. –
- Si quieres, puedes ir. – sonrió. –
- ¿En serio? – pregunto extrañado. – no creo que sea posible.
- ¿Por qué?
- Porque es una salida de amigos, entre ustedes dos.
- Sí, pero ahora tú también eres mi amigo ¿no es así? –Christopher sonrió asintiendo. – y que mejor que una salida con mis dos amigos.
- ¿Tu amigo no se enojará? -Dulce negó, puede que si se enoje al ver llegar a Chrsitopher, pero ella sabría como arreglarlo. – entonces, podemos intentarlo. – sonrió. –
- Claro, iré por mi bolso, la heladería queda un poco lejos de aquí, por lo que es mejor que nos vayamos ahora.
Dulce entro a buscar su bolso, no sabía lo que había echo, quizás, el comienzo de la tercera guerra mundial. Christopher iba en el auto por lo que se le hizo más cómodo a ambos, la heladería quedaba a unos cinco minutos caminando y tres minutos a auto. Luis debía estar ya ahí, Dulce se puso nerviosa, esto si que haría enojar a Luis, ahora si que se daba cuenta del error que había cometido. Además Luis la invito con un brillo especial en los ojos y no había sonado como una invitación de amigos, pero como siempre, Dulce no lo había notado.
Christopher estaciono el auto y se bajo rápidamente para abrir la puerta a Dulce, acto que hizo que ella se ruborizará, era un perfecto caballero y a Christopher sacar una sonrisa, había comenzado ya su plan de conquista.
- Espera, yo entro primero. – dijo ella, tomándolo de su brazo.
Luis ya estaba ahí, incluso había pedido por ambos, uno grande de frutilla y chocolate, con pequeños pedazos de galleta y nata. Su favorito.
Luis al ver a ambos entrar al local, borro instantáneamente su sonrisa, planeaba decirle algo muy importante a Dulce. Además que le molestaba también estar con Christopher Uckermann ¿Dulce lo habría llamado? Sea como sea, tendrían que hablar luego.
- Hola Luis. - Dulce beso la mejilla de su amigo. –gracias por haber pedido ya.
Luis saludo con una leve inclinación de la cabeza, Christopher repitió el acto.
- Bueno, sentémonos. – dijo animadamente Dulce, Christopher la ayudo con la silla y ella otra vez se ruborizo mientras que Luis revoloteó los ojos. Lo que le faltaba.
- Pediré lo mío. – comento Christopher y se levanto del asiento.
- No te preocupes, lo haré yo. - Dulce lo detuvo, no soportaba la tensión que había en el aire, al igual que haría que ellos pasarán un tiempo juntos. – ¿De qué lo quieres?
- Me gustaría de algodón de azúcar o el mismo de ustedes, pero no te…
Y antes de que pudiera terminar él su frase, Dulce ya había caminado, perdón volado a pedir la orden.
El ambiente se notaba tenso, Christopher estaba nervioso y como no, si Luis se lo comía con los ojos, Christopher hablo, para por lo menos aligerar el aire que se respiraba ahí.
- Así que tú y Dulce son amigos hace tiempo. – mascullo. Luis solo lo miro. –
- ¿Qué quieres de Dulce ? – ignoro su comentario anterior.
- Nada, sólo ser su amigo.
- ¿En serio? – pregunto sarcástico. – puede que Dulce se haya tragado ese cuento de que quieres ser su amigo pero yo no. ¿Qué quieres con ella?
- Ya te dije que nada, sólo emendar mi error.
- Por favor, no me hagas reír, dime de una vez por todas, te acabo de decir que no me creo ese cuento.
- Si tu no lo crees es tu problema ¿no? –Luis solo lo fulmino una vez más con la mirada, cuando vio de Dulce venía ya, con el helado de Christopher y también con una bebida.
- Te lo advierto, si la haces sufrir nuevamente te las verás conmigo. – amenazó, Christopheriba a contestar enojado, pero Dulce llego.
- Aquí está. – sonrió pasándole el helado a Christopher. - ¿de qué hablaban? – pregunto sentándose.
- De nada, sólo basketball. – sonrió Christopher falsamente, Dulce asintió no muy convencida, sabía que no habían hablado de eso, podía ver como se aniquilaban con la mirada y más la de Luis.
Sólo quería que esa salida terminará y mañana poder hablar con Luis, debían respetarse, a pesar de sus diferencias, ahora ambos eran sus amigos y cómo tal Dulce pasaría tiempo con ambos y eso debían soportarlo quisieran o no. Pero lo que menos quería era que eso le hiciera perder a su mejor amigo.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:14 pm

Capitulo 14
Dos semanas después…
Dos meses faltaban para el baile de graduación, la relación entre Dulce y Christopher mejoraba cada vez más. Con Luis, bueno, era todo igual, ahora Dulce pasaba tiempo con ambos, luego de la salida esa que tuvieron los tres, ella decidió que mejor, no se volviera a repetir.
- Eso no se hace así. – rió Dulce , Christopher la había invitado nuevamente a su casa. Alexandra no estaba.
- ¿Entonces cómo? – carcajeo él también, estaban haciendo un pastel y él no podía cortar aquel biscocho en dos capas.
- Así. – sacó el cuchillo de sus manos y corto el biscocho rápidamente, Christopher se sorprendió. – eres un bobo, ni eso sabes hacer. – Christopher la miro ofendido.
- Vale, vale. No es mi culpa, es la primera vez que cocino un pastel. - Dulce lo miro divertida, en estás tres semanas habían avanzado bastante en su relación como amigos. La pasaba bien con él, hasta un día había ido a dar una vuelta en la motocicleta de Christopher. – Además, ha quedado sabroso. – sonrió dulcemente.
- Eso lo veremos Uckermann. Aun no se puede decir eso, no lo hemos probado. – Christopher frunció el ceño y luego rió. Así era su relación ahora, todo era risas y más risas y él, no las fingía, si no, le salían de corazón porque de verdad se divertía como nunca.
Dulce se encontraba sentada en su puesto, está clase era inglés, no le tocaba con ninguno de sus amigos y cómo siempre nadie se sentaba con ella. Una chica unos centímetros más grande con ella entro al salón, suponía que debía ser nueva. La chica se acercó a ella.
- Hola ¿está ocupado? – pregunto sonriente, Dulce negó con la cabeza. La chica dejo su bolso en el respaldo de la silla y se sentó. – mi nombre es Carolina Harris, pero me dicen Caro ¿tú? ¿cómo te llamas? – pregunto la rubia simpáticamente.
- Dulce Maria Espinoza , me dicen patito. – bromeo, la chica frunció el ceño.
- ¿Patito? ¿por qué? - Dulce la miro sorprendida, ¿no se había dado cuenta el por qué?
Lentes, brackets, las trencitas a cada lado y el flequillo, no era un apodo común pero no era difícil de adivinar la razón por la que la llamaban así.
- Por patito feo. – musitó bajando la cabeza.
- No lo entiendo, no tienes nada de fea. Estos chicos de aquí no tienen mente. – rió, Dulce hizo lo mismo, tal vez tendría una nueva amiga. Una muy buena amiga.
Dulce estaba feliz con Caro , era una chica bastante simpática y para que negar, le faltaba una amiga mujer, con la cual hablar más íntimamente. También Caro era la única chica bonita que no se burlaba de ella, sino se burlaba de esos estúp¡dos sin cerebro que no tienen una vida. Cómo ella los llamaba.
- Y bueno ¿cuáles son tus amigos? – pregunto una vez que salimos al descanso, Luis debía estar en el comedor por lo que nos dirigimos allí.
- Hasta que llegas. – sonrió y beso la mejilla, pero luego quedo embobada con la rubia ojos verdes que se encontraba con su amiga. – ¿quién es ella?
- Ella Luis, es Carolina. – la señalo. – Y Caro , él es Luis , mi mejor amigo. – ambos chicos se saludaron amistosamente.
Minutos después los tres se encontraban hablando de cualquier cosa que se les venía a la mente. Luis quedo realmente encantado con Caro , podría ser la oportunidad de que se diera un respiro para otra chica, luego de que en estás dos semanas se dio cuenta de que no tendría ninguna oportunidad con su amiga Dulce . Que su relación de amistad no podría pasar al siguiente paso, que ella jamás lo vería como otra cosa que su mejor amigo. Que jamás lo vería como a Christopher Uckermann. Podía notar perfectamente que a Dulce le gustaba Christopher, podía notar el brillo en sus ojos cuando estaba con él, las hermosas sonrisas que hacía cuando él estaba cerca de ella. Debería darle una oportunidad a Christopher, no porque le agradará si no por Dulce. Trataría de hablar con él sin que a cada momento se lo fulminara con la mirada, pero algo que jamás retiraría seria la amenaza, cualquier cosa que él le hiciera a su amiga, si Dulce derramará alguna lágrima por Christopher Uckermann él conocería al verdadero Luis Rodriguez , al Luis que ni Dulce conocía.
Christopher Uckermann entraba a la cafetería, robándose más de algún suspiro por las chicas que se encontraban ahí, como no si un chico tan guapo y sexy como él estaba completamente solo y muchas personas lo conocían como un perfecto mujeriego, pero eso estaba cambiando. Porque él sólo le pertenecía a una chica y debía descubrirlo, no tardaría demasiado ya que esa chica no se encontraba tan lejos de él, solo debía abrir los ojos un poco más y darse cuenta de que la chica de sus sueños, estaba justo al frente de él.
Hace ya cinco minutos que Dulce había apartado la atención de la conversación que tenían los chicos de su lado, ahora toda su atención se encontraba en el chico que le estaba robando el corazón poco a poco. Eso a ella le asustaba, no podía estar pasándole eso y menos con un chico que está completamente fuera de su alcance. Menos con un completo casanova, menos con Christopher Uckermann, pero era así, le estaba pasando y era muy tarde para que ya se retirará de aquel juego, si él ya tenía ganado la mitad de su corazón y lo que más le dolía a ella, era que a él no le pasará lo mismo.
- ¿Dulce ? – la voz de Caro la saco de sus pensamientos. - ¿qué piensas?
- ¿Sobre qué? – pregunto una Dulce confundida, Luis negó con la cabeza riendo.
- Sobre que salgamos hoy los tres, para que me den un recorrido por la ciudad. - Dulce iba a aceptar, pero luego recordó que no podía, ya que Christopher la había invitado a salir, según lo que le dijo, era algo importante.
- No puedo. – dijo de repente, grave error. –
- A si ¿por qué? – pregunto seriamente su amigo, no se lo había comentado. –
- Porque saldré, estaré ocupada. – contesto nerviosa. – salgan ustedes y diviértanse. –
- ¿con quién saldrás? - Dulce le lanzó una mirada a Caro , quién la capto.
- Por favor Luis. – golpeo levemente su hombro. – no seas tan papá celoso, luego ella te contará con quien salio, además la asustas. –Luis se relajo en su asiento y Caro le guiño un ojo a Dulce , por eso necesitaba una amiga, para que calmará al celoso de su amigo.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:14 pm

Capitulo 15
Algo nuevo ocurriría tal vez hoy, Dulce lo presentía o si no ¿por qué Christopher había tenido tanto misterio al invitarla a salir hoy? Por su mente pasaban miles de ideas completamente locas, cómo que él le declararía que estaba completamente enamorado de ella, una idea descabellada, pero soñar no costaba nada.
Cinco veintiséis de la tarde, tres horas y cuatro minutos para que Christopher pasara por ella, era viernes por lo que no se preocupaba lo tarde de esa ‘cita’ él le había comentado que se vistiera algo informal, pero lindo, no tenía absolutamente nada en su armario para una vestimenta informal y linda, quizás Caro la podría ayudar.
Llamo a su nueva amiga, aun no llevaban mucho tiempo conociéndose, pero quería que al menos la ayudara a combinar una de sus pocas prendas.
Uno, dos…contestan.
- ¿Dulce ? – preguntaron del otro lado de la línea, Dulce sonrió nerviosa, ¡Dios! Cuanto le costaba pedir un poco de ayuda para sólo un cambio de aspecto, aunque tenía razones era la primera vez que lo hacía.
- Sí. – contesto. – Caro , necesito tu ayuda, se que no nos conocemos hace mucho, pero de verdad necesito tú ayuda. – dijo tratando de no sonar desesperada. –
- Oh si claro, dime ¿qué se te ofrece? – pregunto dulcemente.
- Verás, te dije que tenía hoy una salida con un amigo y bueno. – suspiro. – estoy algo nerviosa y no se que ponerme.
- Está bien, veré que tengo en mi arma… - Dulce la interrumpió. –
- Desearía que me ayudarás con mi ropa, que me ayudarás a combinarla ¿podrías venir a mi casa?
- Claro que si, no tengo nada que hacer. – bufó. – es aburrido por aquí, agradezco tener una amiga. – Dulce sonrió, Caro era una chica genial. –
- Muchas gracias.
- De nada, estoy haya en veinte. Bye – colgó. –
Quizás no debía esmerarse tanto, pero ya era hora de cambiar un poco, quizás más adelante hiciera un cambio completo a su aspecto y dejaría salir a la hermosa Dulce, por más adentro que se encontrará, un día saldría, dejando de ser el patito feo del instituto.
El timbre sonó, veinte minutos ya habían pasado, el tiempo había volado y ni cuenta se dio, fue abrir la puerta a Caro y juntas se dirigieron a su armario para ver que podían hacer con su ropa. Caro se vestía muy bien, además de que sabía muy bien como combinar. Al final eligió un estupendo atuendo que quizás no dejaría a Christopher con la boca abierta y sin palabras, pero lo dejaría, algo impresionado.
- ¿Cómo quede? – pregunto Dulce , esperando la respuesta de su amiga, su cabello caía suelto por sus hombros y un poco en su espalda, llevaba unos jeans ajustados, converse negras, una top negra ajustada, que acentuaba su bien formada cintura y un pequeño bolero color gris a juego con el atuendo, había quedado muy bien. Caro la miro indecisa, algo hacía falta, busco entre sus cosas algo que Dulce jamás habría pensado que usaría. Le echo un poco de brillo y un maquillaje natural y ¡buala!, ahora su conjunto estaba completo.
- Te ves lindísima. – contesto sonriendo, mirando una vez más a Dulce, de verdad se veía linda. Muy linda.
- ¿Piensas que le gustara? O ¿quedará impresionado? – pregunto Dulce, Caro le sonrió.
- Pues claro, al menos que sea un id¡ota no lo notaría. - Dulce rió divertida, claro que era un id¡ota. Sólo quería que notará el pequeño cambio que se había hecho. –
- Eso espero. – susurro, faltaban veintiocho minutos y estaba muy nerviosa, su pies no se quedaba quietos y miraba cada cinco segundos el reloj de su pared.
- No estés nerviosa. – rió Caro . Dulce la miro asustada.
- Es que no, lo se. – tartamudeo. – no se porque estoy tan nerviosa, no creo que se me declare. – rió irónicamente al pensar la escena de esa declaración. Sacudió la cabeza, quitándolos de su cabeza.
- Quizás, no lo sabes. – le acarició el brazo dándole fuerzas. – bueno Dulce , es tarde, además te quedan. – miro el reloj de pared. – dieciséis minutos con cuarenta segundos y debo llegar a desempacar lo que me queda. – le dio un beso a Dulce en la mejilla. – Adiós hermosa. - Dulce le sonrió. – suerte.
- Adiós Caro . Muchas gracias por todo – la miro desaparecer por la puerta, ahora sólo a esperar.
Christopher estaba igual de nervioso que Dulce , iba ya en la esquina de su casa, las manos le sudaban y bueno, estaba algo tiritón. Se bajo del auto y toco la puerta de la casa de ella, había llegado cinco minutos antes.
Cuando Dulce abrió la puerta, él quedo bastante impresionado, hoy había cambiado dejando de lado sus anchas ropas para cambiarlas por unas ajustadas y sexys, que a ella le quedaban de maravilla, tenía una muy buena figura, era la primera vez que se fijaba en eso, además que su cara tenía una pequeña pizca de maquillaje natural, justo como a él le gusta.
- Hola. – le beso la mejilla. – te ves muy linda. - Dulce se sonrojo, había notado el cambio, no era un id¡ota. Rio por aquellos pensamientos.
- Hola. – saludo. – y gracias, tú también, te ves muy bien.
Christopher iba con unos pantalones ajustados negros, una remera color rojo y supras del mismo color, un gorro color gris terminaba el conjunto, más una chaqueta negra de cuero, dándole un sexy toque.
- Gracias – sonrío encantador. - bueno ¿nos vamos?
- Claro. – Christopher tomo la mano de Dulce y la encamino hacía el auto, desde ya debía comportarse como todo un caballero conquistador.
Le gustaba mucho el cambio que Dulce se hizo en su aspecto, no podía dejar de mirarla, algo totalmente inesperado para él. Hace ya dos días que empezaba a sentir pequeños cosquilleos en su barriga cuando estaba con ella, cuando tocaba su mano por accidente y se quedaba hipnotizado en los hermosos ojos marrones de ella, no sabía a que se relacionaba todo esto, pero esperaba no estar enamorándose de su apuesta, porque eso era Dulce , solo una apuesta.
- ¿Dónde me llevarás? – pregunto ella con una sonrisa en los labios, Christopher despego la mirada del camino y la miro solo un segundo para luego volver a conducir.
- Es una sorpresa. – contesto, Dulce sólo lo miro encantada, este era un chico con muchas sorpresas y quería ser la encargada de descubrirlas.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:14 pm

Capitulo 16
Christopher hizo una parada en la carretera. Se bajo del auto, dio la vuelta por delante del auto y llego a la puerta del copiloto donde Dulce se encontraba, ella quedo totalmente confundida, no podía ser aquí, ya que estaban en medio de la nada.
- ¿Qué hacemos aquí? – pregunto una vez que Christopher la ayudaba a salir del auto. –
- Es aquí, aquí es nuestra cita. – contesto sacando un pañuelo de su bolsillo, lo bastante grande para cubrirle los ojos. –
- ¿Y eso? – pregunto señalando el pañuelo. –
- Deja de preguntar y déjame todo a mí. Ahora date la vuelta. - Dulce sin protestar lo hizo, Christopher amarro el pañuelo, dejando a Dulce sin ver nada. – confía en mi. – susurro en su oído. Una corriente sacudió el cuerpo de Dulce.
- Confío en ti. – contesto sonriendo.
Caminaron por un irregular camino, Dulce iba nerviosa, creía que en cualquier momento podría caerse pero confiaba en Christopher, hacía ya una semana que lo hacía perfectamente y sabía que él no le fallaría, sólo debía dejarse llevar.
Podía sentir el sonido de una cascada, el sonido de los árboles chocar unos con otros danzando al son del viento, también como este jugaba con su cabello y la respiración de Christopher es su cuello, mientras la tomaba de su cintura fuertemente. Dando un hermoso sentimiento de protección.
- Llegamos. – susurro nuevamente. - ¿Lista para ver? - Dulce asintió, girando la cabeza hacía él, Christopher desato aquel pañuelo. – puedes ver tu sorpresa.
Dulce giro nuevamente la cabeza para mirar el hermoso paisaje que se encontraba ante sus ojos, era un magnifico bosque, aun lado de este había una mesa con una cena y dos platos, velas alrededor y una guitarra aun lado, era verdaderamente hermoso.
- Me has… - suspiro encantada. – me has dejado sin palabras Christopher, esto es verdaderamente hermoso. – lo miro con un brillo en los ojos, nadie jamás se habría dado la molestia de hacer aquello por ella y él hombre que lo había hecho no había sido ni más ni menos que Christopher Uckermann . Sin vergüenza avanzo hasta él, abrazándolo fuertemente con lágrimas en sus ojos. – muchas gracias Christopher , de verdad, muchas gracias. – lo miro a los ojos.
- Ey. – musito él. – no es para que llores. – sonrió secándole las lágrimas que mojaban sus blancas y suaves mejillas.
- Lo lamento es que, de verdad es hermoso y nadie habría hecho esto por mí, nadie se habría dado el tiempo de hacerlo, estoy bastante impresionada. – Christopher sólo sonrió, Dulce era maravillosa – Me ha encantado.
- Te lo merecías. – respondió. – te merecías todo esto, además, esto es sólo el comienzo. – sus ojos nuevamente se llenaban de lágrimas.
- ¿Aun ahí más? – Christopher asintió. –
- Si, pero luego de cenar. – señalo con su mano la mesa que se encontraba ahí, pequeña y redonda. La cena transcurrió entre conversaciones y malos chistes de Christopher, pero aun así Dulce reía. También Christopher le había comentado que amaba la música, ese también era el porque de aquella guitarra. Se moría por saber cuales serian las nuevas sorpresas que Christopher tenía para esa noche, pero se imaginaba que no sólo serian para hoy, si no para muchos días más, porque como ella lo había dicho, Christopher era una gran caja de sorpresas.
Christopher miraba a Dulce fijamente, algo que la hacía ponerse nerviosa.
- ¿Tengo algo en la cara? – Christopher rió. –
- No. - contesto él. -
- ¿Entonces por que me miras así? – pregunto extrañada.
- Porque eres verdaderamente hermosa. - confesó, Dulce quedo impresionada con aquello.
Comenzó a reír sin parar, había sido extraño pero realmente gracioso.
- ¿De qué te ríes? – pregunto Christopher. –
- Acabas de decirme que soy hermosa ¿estás bien? ¿te afecto el algo la comida? – pregunto preocupada. -
- Perfectamente, y no creo, es la verdad Dulce , eres hermosa. – se levanto y camino hacía ella, tomo su mano e hizo que se levantará, quedando ambos frente a frente.
Christopher dirigió sus manos hacía sus anteojos y los saco delicadamente, Dulce lo miraba a los ojos atentamente, mientras él tampoco despegaba la vista de los ojos marrones de ella. Comenzó a delinear cada parte de la suave cara de ella. Ambos tenían un especial brillo en sus ojos, aunque no supieran de que se trataba, en ese ambiente había amor, aunque fuera poco, había amor. Tomo el mentón de Dulce y se comenzó a acercar a sus labios, pero antes de juntarlos susurro algo.
- Eres verdaderamente hermosa Dulce, muy hermosa, bonita y delicada. –
Termino de decir esto y junto sus labios por segunda vez en un perfecto y embriagador beso, que ambos necesitaban más que nada en estás dos semanas. Ambos labios encajaban a la perfección, como dos piezas de puzzles, dos piezas que estaban diseñadas la una para la otra. Desatando miles de nuevas sensaciones en ambos, quedando atrapados en el momento, no queriendo que jamás acabe.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:14 pm

Capitulo 17
Lentamente se separaron ambos, Christopher se lamió los labios queriendo guardar el maravilloso sabor de Dulce por siempre en su memoria, estaba comenzando a sentir cosas por Dulce ya no lo podía negar, se ponía nervioso y deseaba con toda su voluntad probar una y mil veces esos labios que aunque sólo se hayan tocado dos veces, eran como su droga. Jamás con Marian había sentido aquello, sólo fue una obsesión, aunque mil veces se dijo que estaba enamorado y que la amaba, había sido sólo una mentira para él. Pero ahora, ya no podía hacerlo, Dulce le estaba comenzando a gustar y eso no podía pasar, perdería la apuesta y no ganaría a Claire y por otro lado estaba la estúp¡da amenaza que Marian le había hecho.
- ¿Por qué haces todo esto? – susurro Dulce mirando los hermosos ojos miel de Christopher .
- ¿Hacer que? – pregunto él.
- Invitarme a cenar, decirme que soy hermosa y luego besarme ¿por qué? – tenía ya los ojos cristalizados, en cualquier momento estaría llorando.
- Porque me gustas. – confesó, dejando a Dulce totalmente confundida. –
- ¿Qué? – la distancia entre ellos no existía, ninguna ráfaga de viento pasaba por entre medio de ellos, ni siquiera les incomodaba estar así de cerca, es más, les encantaba.
- Que me gustas Dulce . – y sin que ella pudiera hablar el había atacado por tercera vez sus labios. – me gustas mucho. – dijo separándose de los labios de Dulce .
- ¿Hablas en serio? – Christopher asintió, lágrimas ya caían por sus mejillas, había pasado lo que ella había soñado –literalmente- Christopher se le había declarado, diciéndole que ella le gustaba, sin ningún titubeo en su voz, se lo dijo sinceramente. – tú también me gustas Christopher . – murmuro.
Por los siguientes minutos sólo fueron besos, se separaban para respirar y volvían a juntar sus labios, las palabras en ese momento sobraban.
En el camino ninguno de los dos hablaba, estaban felices, sólo se miraban contentos con sonrisas en sus caras y también más de algún beso fugaz robado por parte de Christopher. Aun no eran novios, Christopher esperaría una semana o tal vez dos, no podía hacer todo fácil, debía ir con cuidado, mucho cuidado.
- Adiós. – susurro Dulce cerca de sus labios.
- Adiós. Nos vemos mañana. – se despidió él y la beso.
Espero a que ella entrara a su casa para partir a la suya.
Cuando llego a la de él, se dirigió rápidamente a su habitación sintiéndose la peor basura del mundo por estar jugando con ella, luego de saber que ella también estaba sintiendo cosas por él.
Su teléfono comenzó a vibrar, lo tomo y leyó el mensaje que le había llegado;
‘¿Te divertiste hoy? Disfrútalo Uckermann, porque no te durará demasiado(;’
Se levanto de golpe, el número era desconocido, así que ¿quién pudo haberle enviado ese mensaje? Por su mente sólo un nombre paso;Marian . Pero él no le había dicho a nadie que saldría con Dulce , ni siquiera a Poncho y para decírselo a Dulce había sido muy cauteloso, ya que las arpías de Marian estaban en todas partes y ese instituto podía ser muy grande, pero los secretos corrían a la velocidad de la luz cómo si estuvieran en una verdadera lata de sardinas. Leyó una y otra vez el mensaje, la persona que lo envió, había estado observándolos, había escuchado y visto todo lo que ocurrió. Desde la cena hasta la declaración; si había sido Marian o una de sus arpías -ósea Madison-, estaba totalmente acabado.
- Así que la invitaste a cenar. – Christopher asintió. - ¿a dónde?
- Al bosque. – respondió. –
- ¿La llevaste al bosque? – pregunto Poncho sorprendido, ese era un lugar secreto el que sólo su grupo de amigos conocía, perfecto para llevar chicas, pero sólo a las que ellos creían indicadas. – Pero que has hecho Uckermann . – dijo histérico. –
- Nada, la he llevado ahí solamente, no estuvimos siquiera dos horas.
- Quedamos que ninguna chica iría ahí y es lo primero que haces, además con patito. – agregó. –
- Dulce , Poncho , se llama Dulce . Basta de llamarla patito – su amigo revoloteo los ojos. – Y si la lleve ahí, no se me ocurrió otra cosa. -Poncho suspiro cansado. -
- Está bien, no se lo diré a los chicos. – sacaron los libros que necesitaban. – ahora dime, ¿qué más hicieron? Christopher se puso nervioso. - ¿Christopher?
- Le dije que me gustaba y la besé nuevamente. – dijo sin escrúpulos. Miro hacía todos lados por si alguien había escuchado.
- Muy bien Christopher, ahora sólo te falta ser su novio, invitarla al baile y Claire estará en tus manos. – sonrió. – lo has hecho todo en un mes.
- Todo eso en un mes. – repitió, mirando un punto fijo. –
- Bueno bro, recuerda hoy ahí junta, deberás hacerle saber a los chicos.
- Si lo recuerdo, nos vemos hoy a las cinco. – hicieron el típico saludo de manos y cada uno se fue en diferente dirección.
Dulce se encontraba sacando el libro de física, Luis no había venido hoy a la escuela, por suerte está le tocaba con Caro , tampoco había visto a Christopher por ningún lado. Hoy había cambiado algo, se había vestido con una camiseta ajustada y su típico peinado había sido sustituido por una coleta.
Unos fuertes brazos la abrazaron por detrás, se asusto al principio pero luego al sentir el olor de ese chico que hace dos semanas se estaba robando sus pensamientos se relajo.
- Hola hermosa. – hizo un movimiento para que Dulce quedará frente a frente y beso sus labios, Dulce había quedado sorprendida, la había besado en pleno pasillo del instituto.
- Hola. – saludo con una sonrisa, luego de separarse.
Christopher ataco nuevamente sus labios situando ahora sus manos en la cintura de la chica, pegándola más a él.
- Pero miren que tenemos aquí, si son Christopher y patito en una hermosa escena romántica. – dijo sonriendo cínicamente, ambos chicos se separaron en seguida, Dulce se puso completamente nerviosa. Tendría un grave problema luego.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:15 pm

Capitulo 18
- ¿Que quieres Marian ? – pregunto Christopher irritado, Marian se acerco a ellos, estaba a tres pasos de ellos, Dulce se aferro a Christopher, asustada.
- Nada, sólo veía está hermosa escena, que por mucho que la vea me da un asco terrible. – hizo una mueca y Dulce apretó los ojos fuertemente, tratando de no escucharla.
- Basta de molestar y vete de aquí.
- Ay, Christopher. – se acerco a él lentamente y tomo su mentón. – solo estoy dando mi opinión, acerca de esto, no es para que te enojes. – sonrió falsamente. – disfrútala Chrsitopher , pero recuerda lo que te dije. – le guiño el ojo, Christopher movió su cabeza bruscamente zafándose de la mano de Marian.
- A nadie le importa tu opinión. Y menos a mi, adiós. – dijo bruscamente, abrazo a Dulce y camino con ella lejos de Marian.
No podía dejar que ella se acercará a Dulce , podría en cualquier momento decirle algo a Dulce , sea lo que sea, correría peligro al lado de ella.
- ¿Estás bien? – levanto la cara de Dulce cuando ya se encontraron alejados de Marian , Dulce asintió con los ojos cristalizados. – Entonces ¿por qué tienes los ojos así? – pregunto tiernamente –
- Por nada. – respondió. – nos vemos luego Christopher. – lo beso fugazmente y salió casi corriendo de allí, necesitaba estar un tiempo a solas o quizás con Caro .
Marian se encontraba realmente furiosa, esa imagen de patito y Christopher besándose no se borraba de su cabeza. Esperaba que Christopher no se enamorara de patito porque de verdad estaba buscando un buen plan para poder hacerlos sufrir, cómo nunca lo habían hecho. Le daría tres oportunidades, está ya era la primera, contando también lo de la cena romántica, había enviado a Madison quién era especialista en esas cosas para que estuviera al tanto de todos los movimientos que ellos hacían. Madison llevaba una cámara con las que capto y grabo cada momento, seria esa la primera parte de su plan para poder hundir a esos inut¡les y ella por fin poder quedarse con Christopher , costará lo que costará, Christopher volvería a ser suyo.
- ¿Qué harás ahora Marian? – pregunto Megan, una de las arpías. –
- No lo se, pero las cosas no estarán muy fáciles. Madison. – llamo a su rubia amiga. –
- ¿Qué sucede? – pregunto acercándose, haciendo ruidos en el piso por sus tacones.
- Quiero que los sigas vigilando, no dejes que hagan nada sin que yo no me entere ¿escuchaste? – Madison asintió como si fuera la esclava de Marian, debía hacer todo lo que ella pedía o si no, sería una marginada y eso para ellas no era nada bueno. – llevarás siempre tu cámara o teléfono, por cualquier cosa que hablen o hagan.
- Está bien. – Marian miró una vez más a Christopher . –
- No dejaré que te salgas con la tuya estup¡da. – susurro para ella, se refería a Dulce , aun no podía creer que Christopher la podría cambiar por una persona como patito, eso no le caía aun en la cabeza y jamás le caería.
- Me has dicho que te gusta. - Dulce asintió. – ¿Cuál es el problema entonces? – pregunto extrañada.
- Que hay una chica Caro . Su ex novia. – Caro la miro sorprendida.
- No me digas que es la pu-ta de Marian. – comento Caro con un gesto de desaprobación. –
- Sí, ¿cómo lo sabes? – pregunto Dulce . –
- Pues, la escuche hablar sobre él con sus esclavas. – rieron, había acordado llamarlas así, ellas no eran las únicas que podían dar apodos a la gente y ellas se merecían los peores. –
- Y, ¿hablaron de mí? – pregunto Dulce curiosa.
- Nou – negó Caro con una divertida voz. – no escuche tu nombre ni tu apodo, sabes como son ellas. Pero bueno, volviendo al tema ¿qué tiene que ver ella?
- Que, es perfecta y Christopher estuvo enamorado de ella y bueno. – musito entristecida. Caro le acarició el brazo y hablo: -
- No, ella no es perfecta, es bonita, no lo niego, pero le falta mucho para ser perfecta.
- Pero es lo que más se acerca a eso. – Caro rió, divertida, Dulce tenía un serio problema, la ayudaría más adelante para que sepa que Marian no es perfecta, que toda persona lo era, pero a su manera.
- No te preocupes por eso _Dulce , me haz dicho que Christopher odia que ella se le acerque, no hay problemas. Además Dulce te dijo que también le gustas. - Dulce sonrió recordándolo, Christopher Uckermann gustaba de ella, gustaba de patito.
Que bien sonaba aquello, él más guapo de la escuela gustaba de la chica más 'fea' de todo el instituto, difícil de creer, pero así es, había pasado.
- Tienes razón, pensaré en otra cosa.
- Así se habla. – sonrió Caro mostrando su blanca dentadura. – no te preocupes por eso ahora y disfruta del momento. – Dulce asintió, eso haría, disfrutaría el momento todo lo que duraba. Pero ella no se imaginaba que podría durar menos de un mes, pero eso, pasaría más adelante.
- No puedo creerlo. – se lamento Christian , pues estaba perdiendo el auto que sus padres había comprado para su décimo séptimo cumpleaños.
- Pues créelo Chris . – bromeo Poncho . – Christopher esta a poco de poder ganar a la hermosa Claire.
- Espera. – habló Guillermo . – aun no todo está dicho, ni perdido. Faltan tres semanas para el baile y falta que le pidas ser su novia. – agrego. –
- Pero que estup¡do Guillermo . – intervino Poncho. – eso ya está hecho, esta todo en sus manos, patito ya cayó.
- Si, pero procuremos de que Christopher tampoco caiga. – inquirió Christopher . Los tres chicos lo miraron sin entender.
- ¿A qué te refieres? – pregunto Christopher .
- Vamos Christopher , sabes a lo que me refiero y por como se te ve, estás ya perdiendo en eso.
- Habla claro . – dijo Guillermo .
- Christopher se puede enamorar de Dulce. – los chicos lo miraron raro.
- No lo creo. Christopher no es de ese tipo de chicas.
- Ninguno,Poncho. – bromeo Guillermo riendo. Christopher se había puesto a pensar, era ilógico que algo de eso pasará, pero no debía descartarlo, podía pasar, nada era imposible.
- No hay que negarlo Guillermo, algo como eso puede pasar. Así que Poncho, aun no pierdo a Claire. – lo miro sonriendo.
- Aun no cantes victoria. – mientras ambos chicos discutían Christopher estaba ausente en aquella habitación.
Estaba pensando en cada situación que había pasado con Dulce , aquellos cosquilleos, las ganas de estar con ella, esa hermosa sonrisa, los labios de ella que le encantaban, pasar momentos con ella ¿de verdad se podía enamorar de patito?

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:16 pm

Capitulo 19
Los chicos miraban divertidos a Christopher, estaba sumamente ido, estaba en su mundo. No participaba en aquella conversación que él era el protagonista.
- Christopher – lo llamo Christian, atrayendo su atención. - ¿Estás aquí? – Christopher asintió. – bueno, que crees ¿te podría enamorar? – Christopher suspiro ¡Claro que no se podía enamorar de ella! Era algo completamente loco y estúp¡do, Dulce era sólo una apuesta, nada más que eso.
- ¡No! – gritó, parándose del sofá donde se encontraba. – es algo completamente estúp¡do, somos completamente diferentes, no se ella, pero yo no podría ¡joder! – musito enfadado. Se odiaba por decir algo como eso, cualquier cosa podría pasar, seguía repitiéndoselo, cualquier cosa podría pasar. – ella es sólo mi apuesta, ¿escucharon? No habrán sentimientos relacionados por parte mía, tal y como lo acordamos. – los chicos sonrieron. Christopher les dio una última mirada antes de retirarse de aquella habitación, dando así, por terminada aquella conversación.
Dulce, Caro y Luis, habían acordado de salir hoy, tal vez a ver una película o sólo a tomar un helado, Dulce quiso pobrar otra vez aquellas prendas que Caro había hecho que vistiese días atrás. Se puso unos ajustados pantalones al igual que una camiseta similar, pero ahora blanca y unas sandalias sin tacón. Se saco sus lentes, quizás para la próxima vez compraría lentes de contacto, tenía un hermoso color de ojos heredados de la familia de su madre y no debía desperdiciarlos con tan feos anteojos.
El baile de graduación se acercaba, al fin su último año en aquel instituto y luego a la universidad dónde podría librarse por fin de Marian y todos aquellos que la hacen sufrir.
Hace dos meses ella pensaba que nadie le pediría ser su pareja para el baile, quizás Christopher seria esa excepción, pero siempre estaba Marian entremedio de ambos y era, otra vez con aquellos pensamientos, completamente imposible, pero como las cosas pasaban en este tiempo, se daba aunque sea una pequeña pizca de esperanza.
Tres semanas y cuatro días para el baile…
- Y, ¿qué harás esta tarde? – pregunto Christopher a Dulce, esta semana había sido mágica, Marian no se les había acercado y para que hablar de Dulce, estaba encantada con Christopher, era todo lo que una chica deseaba, sinceramente, este chico se iba ganando cada vez más su corazón.
- Uhm, nada – contesto. – estoy libre ¿por qué?
- Bueno, estaba pensando en poder ir al parque de diversiones ¿qué opinas? - Dulce sonrió, amaba los lugares así, donde podía sentir la adrenalina correr por sus venas.
- Opino que está perfecto. – Christopher sonrió, la tomo de la cintura y la trajo hacía si, probando nuevamente los deliciosos labios aquella maravillosa chica.
Luis aun no aceptaba aquella ‘relación’ que Dulce y Christopher tenían, aunque se sintiera realmente atraído por Caro, no podía quitar ese sentimiento de protección hacia su mejor amiga. Se había puesto completamente celoso al ver por primera vez un beso de ellos dos en pleno pasillo del instituto. Se había puesto celoso al ver el brillo en aquellos ojos de Dulce al hablar de Christopher, un brillo que jamás seria para él. - ¿Qué hay entre Luis y tú? – pregunto Dulce con una sonrisa, ambos se miraban coquetos y se sonrojaban cada vez que cruzaban miradas, además que acababa de saber que en está semana habían salido solos mientras que ella, estaba con Christopher. Caro se había puesto completamente roja.
- Nada. – contestó nerviosa. Desviando su mirada.
- ¿Segura?
- Sí, Dulce ¿por qué lo preguntas? – pregunto ligeramente enfada y nerviosa, algo escondía. Se podían haber conocido hace solo dos semanas, pero Dulce ya la conocía perfectamente, como Caro a ella.
- Porque los conozco a ambos. Puedo ver el brillo que ambos tienen en los ojos. – hizo una pausa. – puedo ver la química. – levanto sus delgadas cejas una y otra vez, riendo.
- No lo creo, somos solo amigos.
- Ya lo se, pero ¿me negarás que no te atrae ni un poquito? – pregunto haciendo una señal con su dedos. Caro nuevamente rió nerviosa.
- Oh, mira. – apunto a un chico. – hay viene tu romeo. Bye, te quiero. – y salió corriendo rápidamente de ahí, Dulce rió divertida, otro día hablaría con ella y no se le podría escapar tan fácilmente hasta saber toda la verdad.
Christopher se acerco a ella, caminando con su típico caminar de chico sexy, llevándose más de algún suspiro de una chica que estaba completamente fuera de su alcance y menos ahora, que su corazón sólo lo tenia una chica y sólo pertenecía a una chica.
- ¿Lista? – pregunto él una vez que llego a su lado, atrayéndola hacía su cuerpo para darle uno de esos besos que te dejan sin respiración.
- Claro. – contesto mirando aquellos ojos miel que la estaban enamorando de este hermoso y dulce chico.
- Pues vámonos. – tomo la mano de Dulce , sintiendo fuertes descargas en su interior.
Hoy la invitaría al baile, al subirse a la rueda se lo pediría y si tenía suerte también le preguntaría otra cosa, pero lo encontraba demasiado pronto, quizás unas dos semanas más. Todo a su bendito tiempo.
En el camino había un silencio, un cómodo silencio.
Lo normal es que Christopher pidiera antes a Dulce ser su novia, que invitarla al baile, pero bueno. Llevaban sólo un mes y una semana conociéndose, no era algo de llegar y pedir ser su novia si ni siquiera estaban enamorados, puede que haya una atracción de parte de Dulce -y por parte de él- hacia él pero aun faltaba algo para que pudieran estar juntos como una pareja y más si esa pequeña relación duraría hasta el catorce de septiembre.
La miro una vez mientras conducía, se veía tan ilusa que hasta volvía a pensar que todo esto estaba mal, ¿para que otro auto? Tenía uno, pero no era como el magnifico Porsche de Christian, era uno antiguo y usado, pero le servía muy bien y a decir verdad, estaba como nuevo.
Delicada, dulce e ilusa, las palabras que más describían a la chica que estaba a su lado con la vista en la carretera. A cualquiera podría llegar a darle lastima jugar así con una chica que no mataba ni una mosca. Jugar con los verdaderos sentimientos de una buena chica, no una rubia hueca como a todos les gustan, cómo a las que les interesa sólo una noche en tu cama.
Le habían tocado ya muchas así, pero él aun era virgen, no era algo de lo que se acomplejaba, si no, se sentía orgulloso, esperaba a la chica indicada para esa posición, a la chica a la que le entregaría completamente todo.
- Ya llegamos. – sonrió él, apagando el motor y poniendo el seguro en su puerta para bajar a abrirle la puerta a Dulce.
- Muchas gracias. – tomo su mano y sonrió, miro fascinada aquel parque, hace mucho tiempo que no visitaba uno, era uno de sus lugares favoritos.
Los gritos de las personas se sentían en todas partes, algunos alegres, otros cansados esperando la larga cola que se hacía en algunos juegos, algunos vomitando, un lugar que tenía completamente de todo.
- Veo que te encanta el lugar. – dijo Christopher divertido, miraba encantado la sonrisa de boba que tenía Dulce en la cara, había tenido una estupenda elección de donde traerla.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:16 pm

Capitulo 20
- Me fascina. – respondió mirándolo, se lanzó a sus brazos dándole un ligero beso en la comisura de los labios, Christopher sonrió y la atrajo hacía él, para poder besarla.
- Bueno, ahora, entremos. – Dulce rió, y corrió junto a Christopher hasta la taquilla para poder comprar los boletos.
La rueda se veía desde aquí, a Dulce era lo que más le encantaba, esa sensación de tranquilidad, de libertad, de romanticismo –a lo que cada carrito tenía forma de corazón, especial para una declaración o cualquier proposición– pero ella sabía que ese no era el porque habían venido aquí.
- ¿Cuál primero? – pregunto Christopher una vez que habían entrado al inmenso parque, abrazando de la cintura a Dulce.
- ¿Seguro? – pregunto Dulce mirándolo maliciosamente, siempre le habían gustado los juegos con más riesgos y justamente elegiría esos primero. Los otros eran para chicas como Marian y sus esclavas.
- Tu cara me asusta preciosa. – dijo Christopher asustado, ella rió. –
- No tiene porque. – tomo la mano de Christopher. – ven. – corrió junto a él a la montaña rusa.
Estuvieron aproximadamente dos horas subiéndose a casi todos los juegos, tocaba la rueda, estaban cerca de una, pero había una pequeña caja para sacarse fotografías, siempre había querido estar dentro de una, tomo a Christopher de la mano nuevamente y se acercaron.
- Me gustaría esto. – dijo como una niña pequeña. Christopher rió, mirándola dulcemente
- A mi también. – entraron a la caja, Christopher inserto una moneda, con la cuál podrían sacar cinco fotos.
La primera; ambos estaban abrazados y Christopher besaba la mejilla de Dulce, en la segunda pasaba lo mismo, pero ahora Dulce besaba la mejilla de él. La tercera; salían besándose, la cuarta, ambos salían normales sonriendo y en la última, Christopher quito los anteojos de Dulce, quería una foto de ella, sin aquellos feos aparatos, que estaban ocultando la belleza que Dulce, tenía.
Al salir, ambos reían, se habían divertido. Había sido divertido.
Tomaron las fotos y comenzaron a observarlas, Dulce estaba maravillada, salían perfectamente, hasta tuvo un pensamiento de que no se veían mal como una pareja.
- Yo quiero está. – dijo cortando aquella donde salían sonriendo, tal y como era ella. Con sus anteojos.
- Está bien, yo me quedaré con estás. - Dulce sonrió, le había encantado esa fotografía, la mandaría a aumentar y la pegaría en su pared, recordando aquel momento.
- Y bueno. – comentó balanceando las manos las cuales se encontraban tomadas. – ahora ¿Dónde iremos?
Christopher sonrió, al frente de ellos estaba la 'Gran rueda de enamorados' no era la propuesta que debía hacerle en un lugar como ese, pero tenía el perfecto lugar donde pedirle ser su novia. Y no era ahí, pensaba en algo más, romántico.
- Que te parece, si nos subimos a eso. – apunto la rueda. –
- Me parece fantástico. – sonrió. Christopher dejo que Dulce subiera primero al carrito, cómo siempre, un caballero.
Una vez que ya la rueda se ponía en marcha para subir, ambos se sentaron en sus asientos, el suave balanceo que hacía, daba un momento de tranquilidad. La vista era de verdad hermosa, se podía ver toda la ciudad desde aquí, también, la puesta de sol, una hermosa puesta de sol, que adornaba ese maravilloso momento.
Cuando ya estaba detenida, frente a casi toda la ciudad, Dulce se sintió poderosa, tenía todo el mundo –literalmente– a sus pies, ahora no era Marian la reina, si no ahora era ella. {Pero, en su propio mundo}
Christopher tomo la mano de Dulce,para que ella lo mirara. Se sentía nervioso ¿por qué? No le pediría matrimonio, o ser su novia, era sólo una simple invitación a un baile, una simple premiación por haber ganado una apuesta. Sólo era eso.
- Dulce. – comenzó a hablar. Ella lo miró atentamente. – verás. – se paso una mano por el cabello.
- Sólo dímelo Christopher. – dijo ella divertida. –
- Bueno, se que no es el mejor lugar para está propuesta, pero quería saber más de ti y tus gustos. – resopló, estaba desviándose algo del tema –
- ¿ Christopher?.
- Ok, quería saber si quisieras ser mi pareja para el baile de graduación ¿aceptas? – Dulce, lo miro, era una diez por ciento de probabilidad que ella asista a ese baile acompañada, pero esos diez por ciento, ya no existían, iría al baile y con Christopher Uckermann.
- Claro que acepto. – ambos sonrieron, Christopher abrazó a Dulce por la cintura, atrayéndola hacía él, para que pudieran disfrutar de la magnifica vista que tenían frente a sus ojos.
Dulce se la había pasado muy bien, ya no había duda, se estaba comenzando a enamorar de Christopher, ya no era atracción, era algo mucho más grande que aquello, pensaba cada momento en él, el brillo que tenía en sus ojos cuando hablaba o escuchaba algo sobre él, esa necesidad de estar juntos siempre y ese sentimiento de protección y… amor que él le daba, hacían que ella se comenzará a enamorar de ese dulce y bello chico llamado Christopher Uckermann, el chico más popular de la escuela, el ex novio de la maravillosa y guapa capitana de porristas, Marian Jones. Él chico que hace un mes y medio se le había acercado porque quería remediar todo aquel mal que le hizo, ahora, la estaba enamorando, cada vez más de él.
Una semana y dos días para el baile.
- Hola preciosa. – la saludo Caro, sentándose a su lado en filosofía, ya era costumbre que la saludará así, con adjetivos como; preciosa, hermosa o solamente ‘Dul’.
- Hola Caro. – sonrió. – y, ¿qué tal tu cena ayer? – Caro se sonrojo. –
- Estupenda. – musitó. Dulce sonrió –
- Deberás contármelo todo y ahora no te me escaparás. – amenazo mirando a Caro amenazadoramente.
- Okay, okay, está bien. Luego hablamos. – dijo Caro divertida.
En todo este tiempo se había reservado que pasaba entre ella y Luis, al igual que su amigo, que cada vez pasaba menos tiempo con él.
Dulce estaba en el jardín que tenía aquel campus del instituto, esperando a que Caro apareciera, había quedado con ella que se juntarían ahí para conversar, pero no había llegado, se le había vuelto a escapar. Rió para ella y se levanto para irse, pero alguien estaba frente a ella, mirándola seriamente.
- ¿Qué quieres? – pregunto duramente, ya no le tendría miedo.
- Ou. – musito Marian. – vine a hablar contigo ¿no es obvio?
- ¿Qué quieres Marian? – volvió a preguntar. Marian sonrió irónicamente.
- Ya te lo dije y déjame advertirte. – se acerco a Dulce. – no porque Christopher sea tu amigo, me trates así, que te quede claro que aquí tu no eres n-a-d-i-e. ¿Entendido? - Dulce asintió, algo temerosa. -
- Ya dime que quieres.
- Supe que irías con Christopher al baile ¿es cierto?
- Si. – contesto seriamente. Marian solo sonrió. Y se acerco nuevamente a ella.
- Mira patito, no se que m¡erda le hiciste a Christopher para que se acercará a ti y tuviera la iniciativa de hablarte, pero que te quede claro que Christopher es mío. Y tú no me lo quitarás.
- Christopher jamás ha sido tuyo, Marian, él no es de nadie y tiene derecho de estar con quién quiera, tú no puedes decidir por él.
- Ya te lo dije, patito. – remarco la última palabra. – No puedo pensar, que creas que puedes tener una oportunidad con Christopher, no eres su tipo, bueno él de nadie. – rió, haciendo sentir mal a Dulce. – no te hagas esperanzas.
Y sin nada más que decir, se dio media vuelta y se retiró de ahí, dejando de nuevo a Dulce con un dolor en su corazón, tenía razón ¿quién querría a una chica como ella?

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:17 pm

Capitulo 21
Otra vez como una tonta llorando, ¿por qué dejaba que Marian le dijera todas esas cosas? ¿Por qué dejaba que ella la tratará tan mal? Debía ya de parar, debía mostrarle a Marian que ella no era nadie, que era sólo una chica rica, con ningún derecho a pasar a llevar a nadie, ni siquiera a ella. Ya era tiempo, debía hacer un ligero cambio, pero aun no, primero debía esperar unos días y luego, dejaría a todos sorprendidos, hasta a Marian y Christopher.
-- Pues, que eso es lo que quiero hacer Caro, pero aun no, esperaré un tiempo.
- ¿Cuánto?
- Quizás este jueves o el viernes, aun no lo se, cómo el baile es el lunes, yo creo que si estaría bien el viernes.
- Okay, estoy de acuerdo, pero el lunes no debes venir a clases. – Caro la miro, no estaba segura de lo que Dulce iba a hacer, pero era su amiga y debía apoyarla y bueno, le encantaba la idea, Dulce era una chica hermosa, hasta más hermosa que Marian.
- Ya ahora, basta de hablar de mí, no llegaste hoy al jardín y teníamos una conversación pendiente. – Caro nuevamente se puso nerviosa. - ¡Venga! Dime ¿qué pasa entre Luis y tú?
- Nada, te lo he dicho, sólo una buena relación de amigos.
- ¿Piensas que soy tonta? Puedo ver la atracción que hay, ¿me dirás que no hay atracción?
- Esta bien – dijo cansada. – me atrae, muchísimo. – se sonrojo, Dulce rió. –
- Lo sabía. Hacen muy bonita pareja.
- ¡De que hablas! Estamos recién conociéndonos, llevamos dos semanas.
- ¡Y eso que! – exclamo Dulce- yo llevo conociéndome con Christopher dos meses y me estoy enamoran… - se cayó de golpe y se puso totalmente roja, comenzó a mirar a todos lados nerviosa, por si alguien estaría escuchándolos, afortunadamente no había nadie.
- ¿Enamorando? – pregunto Caro divertida, Dulce asintió tímida. –
- Pero eso está muy bien.
- No lo se. Pero bueno, Caro – la reprendió. – hablemos de ti y de Luis. ¿Qué paso esa vez que salieron juntos?
- Bueno, me invito a cenar, hablamos y luego me fue a dejar a casa.
- ¿De qué hablaron?
- Aaaay Dulce. – sonrió. – nos conocimos, hablamos de nuestros gustos e intereses. Esas cosas.
- Está bien. – dijo Dulce insegura, sabia que había pasado otra cosa y Caro no quería decírselo.
- ¿Qué pasa?
- Falta algo ¿me equivoco?
- Sip te equivocas, no falta nada. – pregunto mirando un punto fijo. –
- Eres una mentirosa.
- Bueno, nos-besamos. – dijo rápidamente, dejando a Dulce confundida. –
- ¿Qué? Habla más lento nena. – dijo riendo, claro que había escuchado, sólo quería que lo repitiera, era gracioso ver la cara de Caro roja, era un tomate con pelos rubios, demasiado gracioso.
- Nos besamos Dulce.
- ¿Con quién te besaste? – pregunto Luis celoso, al escuchar la conversación.
- ¡Que metiche eres! – Dulce rió, mirándolo. – acaso ¿Estás celoso si se beso con alguien? – Luis también se puso nervioso ¡vamos! Si que había atracción por parte de ambos- No ¿por qué lo estaría? – ambos se miraron.
- Pues, no lo se, ¿quizás te gusta Caro ? –Luis negó con la cabeza.
- No Dulce,ahora, ¿para que me mandaste a llamar?
- Pues, porque necesito la ayuda de ambos.
- Claro, dime ¿qué necesitas?
Luis tampoco estaba seguro, era algo muy distinto a lo que Dulce siempre ha pensado, claro siempre se lo había dicho, pero él la ayudaba siempre, diciéndole que no tenía nada de malo y que no dejará que la molestarán por como lucia, porque si ella no era hermosa por el exterior, era realmente hermosa, dulce y tierna en el interior –algo que Marian no tenía. – pero el sabía muy bien que con un poco de maquillaje y sin todas esas cosas que Dulce usaba, podría parecer una gran reina de belleza.
Última clase del día y luego a trabajar, casi se quedaba dormida con la estúp¡da charla del profesor acerca de la buena higiene. ¿A quién le importaba? Habían cosas más importantes que eso, bueno, era ya la semana final, no habían exámenes y todos estaban pendientes del baile.
- No te quedes dormida. – susurro alguien en su oído, dio un pequeño salto en su puesto, seguido de un gritito, con el que todos en el salón la miraron.
- ¿Pasa algo señorita Espinoza? – pregunto el profesor. –
- Oh, no claro que no señor Mitchell, prosiga. – sonrió nerviosa, todas las miradas se concentraban en ella, era algo incomodo. Miro a su lado, Christopher estaba sentado ¿cuándo había llegado hasta allí?
- Lo lamento. - dijo él, Dulce sonrió.
- No hay problema ¿cuándo llegaste a mi lado?
- He estado todo el tiempo aquí. – contesto divertido. – haz estado distraída. – ambos hablaban a susurros. - ¿En qué piensas?
- En nada. – sonrió. – sólo estoy aburrida. – Christopher rió bajito y Dulce lo encontró adorable.
- Sabes, no me habéis saludado hoy. - Dulce lo miro nerviosa.
- Te saludo luego, ahora no. – dijo divertida.
- No, ahora. – puso su boquita como un pez. Dulce miro hacía todos lados y luego a Christopher, se acerco a él y beso fugazmente sus labios, luego, fijo la vista en el profesor que aun explicaba, los tipos de gérmenes que se podían contraer por una mala higiene.
- Luego me saludarás como se debe. - Dulce sólo negó con la cabeza. Luego lo saludaría ‘cómo debía’
Christopher había estado con los chicos, poniéndolos en tanto de todo lo que había pasado con Dulce que ya la había invitado al baile y cómo lo haría para pedirle ser su novia y muchas de esas cosas, otra vez Christian , se lamentaba, había apostado a Claire sólo de juego, no creía que Christopher podría ganar aquella apuesta, pero como todo iba, lo más probable era que Christopher sea el ganador de los tres mil dólares y el hermoso Porsche gris.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:18 pm

Capitulo 22
- Estas completamente loca, amiga mía. –Luis abrazó a Dulce por los hombros atrayéndola hacía él, para depositar un sonoro beso en su cabeza.
- Pero así me quieres ¿no?
- Claro que sí. – respondió riendo,Dulce había querido tener un día con Luis luego del instituto y eso hacían, habían estado caminando por el parque hacía ya media hora, y se había contado todo aquello que no había vivido juntos – claro, no contándole aquella partes en que había besado a Christopher–. Eso se lo había reservado.
Se sentaron en una banca que había por allí. Trataría de hablar con él acerca de Caro.
- Ey Luis. – llamó su atención. –
- ¿Si? – pregunto él, mirándola.
- ¿qué opinas de Caro? – fue directa, en realidad, siempre lo había sido, no le gustaba andar, con tanto misterio.
- ¿A qué viene la pregunta? – trato de mantenerse sereno, pero en realidad estaba demasiado nervioso.
- ¡OH vamos! – exclamo. – sabes muy bien a lo que me refiero, seré un poquito ciega, pero no tonta, puedo sentir atracción y a mi no me mentirás. – dijo rápidamente, Luis la miraba divertido.
- Bueno, no te mentiré, si hay atracción. – confesó. Dulce lo miro atónita, no le había costado tanto cómo a Caro . Bueno, la confianza era más…fuerte.
- Hasta que lo aceptan. – se sentó al lado de él, otra vez. – bueno, hasta que tu lo aceptas.
- ¿También se lo has preguntado a Caro?
- Claro, ya te lo he dicho hombre, no soy tonta, ambos se gustan. – sonrió, harían una muy buena pareja, era totalmente parecidos, físicamente cómo emocionalmente.
- No lo creo, pero bueno ¿qué hay entre tú y Christopher? Y me responderás jovencita. – ordeno con un tono paternal.
- Si, lo haré. – hizo una pausa. – bueno, nos gustamos. – sonrió. Luis la miro, tenia una hermosa sonrisa de chica enamorada, había más que un ‘nos gustamos’.
- Pues, me alegro por ti. – sonrió él también, le gustaba ver a Dulce feliz luego de tanto tiempo y de tantos problemas que había en su vida, quizás seria la primera vez que se sentiría amada, esperaba que él, no la hiciera sufrir.
- Esto se nos sale de las manos Marian. – comentó Madison.
- Si lo se estúp¡da, crees que no lo veo. – Madison había grabado el día en el parque de atracciones de Dulce y Christopher, no había podido subirse a la ruleta, por lo que de donde estaba grabando, parecía una perfecta escena de declaración.
- ¿Qué harás? ¿Qué tienes planeado? – pregunto Megan.
- Algo muy especial para ambos. – sonrió maliciosamente. – algo que patito no olvidará y hará que odie con su vida a Christopher Uckermann .
Marian tenía algo muy malvado entre manos, haría cómo lo había dicho, que patito odiará con su vida a Christopher, que ella quedará destrozada y que supiera que Christopher no podía ser de nadie más que de ella. - Ey Dulce. – la llamo Caro tratando de llegar a ella, había una gran multitud en el pasillo y era difícil andar por ahí.
- ¿Qué pasa? – pregunto abriendo su casillero. –
- Pues que Christopher me ha pasado esto. – mostró un papel blanco doblado. –
- ¿Christopher ?
- Si claro ¿quién más? – pregunto riendo. - ¿lo tomarás?
- OH, si. – tomo el papel. –
- Bueno Dulce, nos vemos a la salida. – comenzó a caminar, pero se dio media vuelta. – o si necesitas ayuda en algo. – guiño su ojo y comenzó a caminar otra vez.
Desdoblo el papel, y leyó que decía; 'Ponte bonita guapa, con el mejor de los vestidos formales que tengas, hoy te llevaré a cenar y no acepto un no por respuesta. Jeje, paso por ti a las ocho.
Adiós, nos vemos luego.
Christopher...te quiero xoxo.'
Apretó el papel a su pecho, y mordió su labio guardando una sonrisa estúp¡da que se asomaba por ahí. Ahora entendía el mensaje de Caro “o si necesitas ayuda en algo.” Pues claro que la necesitaría, si no tenía ningún vestido normal, sólo el vestido que uso para el velorio de su abuela hace dos años, pero ese, parecía de monja, necesitaba algo más sexy.
Ya en su casa Dulce comienza a buscar desesperada prendas. No tenia absolutamente nada ‘formal’ sólo esas horribles prendas, definitivamente tendría que dar un gran cambio a su guardarropa o que Caro le dejará lo bonito para que ella pueda usar.
- ¿Alo? – preguntaron del otro lado de la línea.
- Caro , soy Dulce. – sonrió tímida, Caro rió al otro lado de la línea.
- Sabía que llamarías. Enseguida voy. – comento, adivinando lo que Dulce le pediría. –
- Muchas gracias por todo lo que haces por mi Caro .
- No hay de que, estoy allá en veinte.
- Claro. Nos vemos luego.
- Nos vemos luego, te quiero. – y corto, le debía la vida a está chica, a no ser por ella, estaría completamente acabada en todo eso de la moda, ropa y zapatos.
Su madre no estaba, su padre tampoco. Hace dos semanas ya que Dulce no veía a sus padres a menudo, agradecía porque ya no discutían, pero también necesitaba verlos y poder hablar con ellos, necesitaba también, una ayuda maternal, la que le diera consejos y estuviera ahí con ella para lo que se le ofrecía y necesitaba.
A los quince minutos Caro ya había llegado, vivía un poco lejos pero tenía auto, Dulce comenzaba a pensar que era la única que no tenía un coche, pero no se hacía esperanzas porque sabía que el presupuesto no alcanzaba para eso, ni siquiera para una bicicleta.
- Esto es. - Dulce se llevo una mano a la boca, impresionada. Sacando el hermoso vestido azul que se encontraba en una caja rosa pálida con un lazo. – verdaderamente hermoso. No lo puedo creer.
- Pues créelo, es todo tuyo. – sonrió Caro.
- Pero, no puedo aceptarlo. – volvió a guardarlo en la caja. – usaremos algo de mi guardarropas. – se dio media vuelta para poder sacar algo de su armario.
- Dulce. – suspiró Caro y se acerco a ella, arrebato la caja de sus manos. – lee esto. – tomo una tarjeta que colgaba de la tapa de la caja. Y leyó, en la tarjeta decía. ‘Me imaginaba que no tenías un vestido. Amo el azul y más en las chicas, me encantaría verte puesto este vestido hoy, te quiere; Christopher.’ - ¿lo aceptarás? - Dulce rió, era un hermoso vestido, debió haberle costado mucho, prometió que se lo pagaría, de alguna manera.
- Este chico es imposible. – sonrió mirando el hermoso vestido.
Eran las seis y treinta, tenía una hora y media para arreglarse.
- Bueno, vete a duchar, yo por mientras veo tu peinado y maquillaje. – empujo a Dulce al baño.
Una vez que Dulce estuvo lista, Caro le arreglo el cabello, haciéndole unas pequeñas ondas naturales, el maquillaje natural, con un toque azulado en los ojos, un poco de brillo labial y estaba lista. Cuando se puso el vestido, fue cómo si estuviera hecho para ella, le quedaba perfecto, ese color hacía resaltar más sus ojos, estaba completamente hermosa.
- ¿Has pensado usar lentes de contacto? – pregunto Caro poniéndole sus anteojos.
- Si, los use una vez pero luego no, me molestaban, están allí. – apunto una mesita de noche.
Caro le coloco los lentes quedando completamente un color natural, como si nada tuviera en aquellos ojos azules.
- Haz quedado hermosa. – Dulce se levanto de donde estaba, Caro la abrazo, ella no se había visto aun en el espejo.
La chica que había en el espejo no era ella, era una persona completamente diferente. Quedo impresionada. Había quedado simplemente hermosa.
Las siete cincuenta y seis, quedaban cuatro minutos para que Christopher pasará por ella, ahora no estaba nerviosa, si no, muy ansiosa.
El timbre sonó, las ocho justas, Dulce bajo las escaleras para abrirle a Christopher.
- Y ¿qué tal estoy? – pregunto Dulce abriéndose de brazos y dando una vuelta. Christopher había quedado sin palabras.
Siempre le había gustado como las chicas se veían vestidas con color azul, se veían lindas, pero Dulce , se veía hermosa, hacía contraste perfectamente con sus ojos que hoy, iban sin esos feos anteojos, maquillada como a él le gustaba, por un momento se olvido completamente de la apuesta, guiándose por sus sentimientos.
- No tengo palabras. – la atrajo hacía él. – estás perfecta. – sonrió besando los labios de Dulce lentamente. – Hola. – susurro sensualmente, no se había visto en todo el día.
- Hola y muchas gracias. – él estaba vestido con un lindo traje negro, se veía raro ya que siempre se le acostumbra a ver con vaqueros y sudaderas, pero ahora, se veía completamente diferente y hermoso. – tu también estas perfecto. – se besaron nuevamente antes de caminar hacía el auto.Dulce se despidió de Caro con su mano.
- ¿Lista? – pregunto una vez que comenzaba el viaje hacía el lugar donde la llevaría.
- Claro, ¿dónde iremos? – pregunto Dulce interesada.
- Aun lugar donde podamos estar completamente solos. – sonrió y miro a Dulce fijamente a los ojos, ambas miradas demostraban cariño y dulzura, pero lo más importante, ambos demostraban…amor por el otro. Y está noche, ya no podrían esconderlo más.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:18 pm

Capitulo 23
- Iremos al mejor lugar del mundo. – la miro. – según yo. – rió.
- Así, ¿se puede saber cual es el mejor lugar del mundo?
- Claro, es la playa. – sonrió, una excelente elección, estarían en la playa…tranquilos, relajados con el sonido de las olas romperse en la rocas, el sonido del mar, solos.
- Me encanta. –Christopher solo sonrió mirando el camino, faltaba aun media hora y conocía la playa perfecta para ambos. Donde se podía hacer una perfecta cena romántica, una playa especial para una ‘declaración’ y proposición.
No lo negaba, estaba nervioso, jamás le había salido tan difícil una proposición de novios, con la única que lo había hecho fue con Marian, las otras solo eran besos y no llegaba a nada más de eso, era un perfecto mujeriego y casanova y aunque imposible, aun era virgen.
Puso la radio, de fondo sonaba Beyoncé, una canción que ninguno de los dos escuchaba, sólo estaban en sus pensamientos, los cuales ambos se centraban en una cosa ‘ellos’ ¿qué cosa? Que pasaba con ellos, que pasaría con ellos está noche, lo de la apuesta, el sufrimiento, novios, besos, citas, risas, absolutamente todo lo que habían pasado en estos dos meses, si aun el sufrimiento no lo pasaban, estarían por sentirlo y estaba más cerca que nunca.
- No te vayas a quedar dormida. - Dulce lo miro, adormecida, no era muy buena para los viajes largos, se queda dormida o sólo, se aburría fácilmente. – Falta poco. – sonrió, tomando la mano de Dulce cariñosamente, Dulce se acomodo en el auto y cambio la canción, si quedaba camino, pondría algo más movido.
- No me gustan lo viajes algo largos.
- Lo note, llegamos en diez. – se estiro hacía atrás en el asiento y tarareo la canción de Rihanna que ahora sonaba.
Christopher la miraba sonriendo, aun estaba muy encantado por como ese vestido color azul le quedaba a ella.
- ¿Llegamos? – pregunto Dulce , una vez que Christopher aparco el auto a un lado de la carretera, entre unos arbustos, para que no se viera.
- Claro que si. – apago el motor y se bajo del auto, para otra vez, abrirle la puerta como todo un caballero.
Al bajarse del auto,Dulce sintió como la brisa marina jugaba con sus cabellos, el sonido del mar y la exquisita sensación de la arena en sus pies. Era una playa completamente solitaria, pero hermosa. Desabrocho los zapatos de tacón y los tomo en sus manos mientras veía a Christopher que sacaba algunas cosas del auto.
Camino un poco más para sentir la arena entre sus dedos y cerró los ojos, recordando cada y uno de los momentos felices que paso con sus padres en aquella playa, claro que la conocía, venían cada sábado luego de que su padre saliera del trabajo.
- ¿En que piensas? – unos brazos la rodearon por atrás. Se giro para quedar frente a frente con Christopher.
- En todo le que pase en está playa. – sonrió y luego rió. –
- ¿Por qué te ríes?
- Porque. – rió un poco y se aguanto. - ¿Por qué tan formales? ¿y en una playa?
- Bueno, siempre quise tener una cita en una playa y con ropa formal, lo lamento.
- ¿Qué? – pregunto Dulce. – me encanta, fue una idea completamente original. – paso sus brazos alrededor del cuello de Christopher –
- Gracias entonces. – rozó sus labios con los de ella, causando un ligero escalofrío en Dulce.
- Te quiero. – confesó Dulce, se sonrojo al instante, era primera vez que se lo decía, a un chico…que no fuera Luis.
- Yo también te quiero. – Y ahora si, la beso, tan bien como sólo él lo podía – sabía – hacer.
Christopher preparo un pequeño picnic, donde tenían una magnifica vista al hermoso mar.
Aun lado de la playa, había una hogareña cabaña, la cual hace dos años no se encontraba allí. Su cara de incógnita miro a Christopher, quién se encontraba acomodando unas fresas con nata. Sintió la mirada de Dulce y la miro. Sabía a lo que se refería.
- La construyo mi padre hace un año. Nadie venia aquí, así que seria un lugar para vacaciones o si alguno quisiera salir a despejarse. – Dulce sonrió. –
- Con mis padres veníamos acá, hace unos años. Ya ni me acordaba que está playa existía.
- Pues, podemos venir cuando quieras. – sonrió Christopher, frotándole el brazo a Dulce, que ya tenía los ojos acuosos.
La hermosa velada continuo, entre risas, besos, juegos, correteos y caminatas a la orilla de la playa. Había sido completamente estúp¡do la ropa de gala, que Christopher había querido que se pusieran, pero le daba un toque especial. Que sólo él – y ella – podían darlo…juntos.
- ¿Qué han hecho? – pregunto del otro lado de la línea.
- Nada interesante, besarse, comer, jugar como unos niños, estoy ya aburrida Marian.
- No puedes dejarlos solos. – insistió ella. – podrían hacer algo mientras no estés.
- Pero Marian. – se quejo Madison. – estoy cansada, tengo frío y hambre.
- Aaaaagh, está bien. Vente, tampoco lo creo, quizás, vuelvas más tarde, ahora ven y muéstrame que es lo que tienes. Todo puede servir. – sonrió.
- Oka, estaré haya, lo que tengo puede servir.
- Claro. Te esperamos en mi casa. – y cortó. Madison los miro nuevamente, no habían hecho absolutamente nada hoy, que ayudará a Marian a realizar el maléfico plan que tenía. - ¡No Christopher! – se carcajeo Dulce, gritando y pataleando. – no lo hagas, arruinarás el vestido.
- OH, no. – rió él también. – me encantaría ver como te ves mojada.
- No por favor. Debe estar congelada.
- No importa, luego vamos a la cabaña y te abrigas. – ya se acercaban al mar. El agua llegó hasta los pies de Christopher y el dio un salto.
- ¡M¡erda! – mascullo. – está completamente fría. - Dulce rió bajito. A Christopher no le importo el agua. Cuando ya le cubría por las rodillas – claro, tenía el pantalón arremangado, un poco más arriba –
- ¡No lo…! – pero cuando terminaría la frase. ¡Splash! Cayó a la congeladísima agua. Christopher ya había corrido hacía la orilla y una vez que se encontraba allí, se tiro a la arena a reír como un loco desquiciado. Dulce al contrario salio del agua y se dirigió hacía donde estaba él. – ahora si me las pagas Uckermann.
Se lanzó encima de él y estuvieron largos minutos jugando al te tiro o no al agua, jugaban como dos pequeños con el agua. Estaba congelada ¿y eso qué? Estaban juntos y eso era lo que importaba en ese momento.
- Tengo frío. – rió Dulce, con la cabeza en el húmedo pecho de Christopher, lo había lanzado al agua, pero estaba más que claro que se había dejado, pues el cuerpo de Dulce no podía con él del musculoso de Christopher.
- Pero si el agua está congelada. Como se te ha ocurrido jugar con ella. – bromeo Christopher y Dulce lo miro mal, pero no pudo más, ya que exploto en carcajadas.
- Eres un tonto. – le dio un golpe en el hombro, Christopher se quejo.
- Claro, pero así me quieres. – se enderezó para quedar sentado en la arena. - Dulce - pronuncio nervioso.
- ¿Sí? – pregunto ella. Mirándolo atenta.
- Hay algo que quería preguntarte. - Dulce lo seguía mirando con una hermosa sonrisa en sus labios. –
- Hazlo.
- Bueno… se que comenzamos a conocernos hace dos meses solamente, pero déjame decirte que han sido meses completamente maravillosos, te he conocido y me he dado cuenta que tuve un grave error al haberte tratado como lo hice hace mucho tiempo. – sonrió y continuo hablando. – eres una hermosa persona Dulce , digan lo que digan lo eres y mucho. La he pasado bien, me he divertido y he sido yo mismo contigo, no debo aparentar algo que no soy y eso me agrada. – ahora si, hablaba con el corazón, se le había olvidado todo, la apuesta, Marian, todoo, ahora solo por su mente pasaba Dulce.– te he aprendido a querer y me haz enamorado. – confeso, Dulce lo miro sorprendida y conmocionada, por las palabras que él había dicho. Pero estaba más sorprendida porque le había dicho que estaba enamorado de ella, este día no podía ser mejor. – me gustaría saber si, ¿quisieras ser mi novia? – Christopher la miro esperando alguna respuesta, Dulce no se movía, ni hablaba. De un momento a otro se lanzó a los brazos de Christopher y lo beso tiernamente, sobraban las palabras, esa había sido su respuesta, estaba mas que claro. - ¿Eso es un sí? – pregunto luego de que sus labios se separaran.
- Es un me encantaría. – lo beso nuevamente.
Christopher se arrimo encima de ella sin dejar de besarla, siempre y cuando procurando no hacerle daño. Ahora ya no era un beso inocente, era algo más apasionado y provocativo.
Christopher comenzó acariciar las mejillas de Dulce , bajando con pequeños besos por su mentón y cuello. Pequeños gemidos se escapaban por parte de ambos. Christopher quería seguir, este momento estaba cubierto por una nube de lujuria, pero, no podía continuar, simplemente no podía continuar, no así y no aquí. Se separo de Dulce quien respondió con un gruñido.
- Debemos ir a la cabaña para que te cambies está ropa, princesa. – se levanto y ayudo a Dulce a hacer lo mismo. – no me gustaría que agarres algo. - Dulce sonrió, se dio cuenta de lo que podía pasar, no se sentía avergonzada, le había gustado. Y no entendía porque Christopher no había continuado.
- Claro, vamos. – tomo la mano de Christopher y ambos hicieron como si nada hubiera pasado, quizás así seria mejor.
Dulce al entrar a la cabaña quedo sorprendida, era más grande de lo que se veía por fuera. Tenía muy bien organizada cada cosa, una sala, dos habitaciones y una cocina.
- Woo. – se sorprendió Dulce . – pero mira que hora es.
Eran las una menos cuarto de la mañana, el tiempo había pasado volando y quizás su madre estaría más que preocupada.
- Ha pasado rápido el tiempo. – comento Christopher.
- Si. - Dulce busco su teléfono y reviso por si tenía alguna llamada perdida de su madre, Caro o Luis, pero nada.
- ¿Te han llamado?
- No. - Dulce hizo una mueca. –
- ¿En serio? – pregunto, Dulce asintió. – se que tu madre a lo mejor puede estar preocupada, pero Dulce , es tarde y me he quedado sin gasolina, tendríamos que quedarnos aquí está noche. – esa idea a Dulce le aterro ¿pero por qué? no harían nada malo ¿no es así?
- Llamaré a mi madre.
Uno, dos, tres… nadie contesta, intenta otra vez. Uno, dos…
- ¿Alo? ¿Dulce?
- Hola, mamá.
- Hola ¿qué sucede? - Dulce se extraño. ¿No había notado que su hija no se encontraba en casa?
- Te llame para decirte que hoy no llegaré, me quedaré en casa de una nueva amiga.
- OH, claro hija. – dijo su madre desinteresada. – ‘Cuelga ya el teléfono y ven para acá’- se escucho una voz al otro lado. – debo irme, cuídate, adiós. – y corto ¿des de cuando su madre se comportaba así con ella? Se tomo el pelo, aun lado, debería quedarse en una cabaña sola con Christopher …ahora su novio. Sonrió al pensar eso, al fin, eran algo más que amigos, si algunos creían que era imposible. He aquí la muestra de que lo imposible, se vuelve posible.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Rominaa_Perez el Mar Nov 17, 2015 5:19 pm

Capitulo 24
Ya eran novios, la apuesta estaba completamente ganada, sólo faltaba el día del baile para obtener a Claire y los tres mil dólares.
- ¿Qué te dijeron? – pregunto Christopher, cuando Dulce se giro luego de haber guardado el teléfono en el pequeño bolso azul conjunto con el vestido.
- Pues, que no hay problema. – Dulce , miro al suelo, su madre estaba con otro hombre, esa voz que se había escuchado allí no era la de su padre.
- ¿Qué sucede? – saco a Dulce de sus pensamientos.
- Nada. – contesto ella aun sin mirarlo, le dolía saber que su madre le era infiel a su padre. Pero no podía sacar conclusiones aun, si no era lo cierto.
- No te creo. – levanto del mentón la cara de Dulce y pudo ver pequeñas lágrimas resbalar por sus mejillas. Se veía completamente adorable con todo su pelo mojado y alborotado, sin una gota de maquillaje, sus ojos cristalinos y el pequeño rubor que había en sus mejillas. - ¿Qué sucede?
- Mi madre. – dijo con hilo de voz, aguantando el llanto. –
- ¿Qué pasa con ella?
- Estaba con otro hombre. – su voz se quebró y ya no pudo aguantar más, abrazo a Christopher y lloro en su hombro, él la atrajo más con sus brazos, dándole la confianza y apoyo que necesitaba en este momento.
Dulce solo lloraba abrazada a Christopher, mientras él se meneaba lentamente de un lado a otro, tratando de tranquilizarla. Lloraba desconsoladamente y la entendía, habían hablado semanas antes de sus vidas y ella le había contado la relación de sus padres y con sus padres. Era una chica la cual sufría y demasiado, y él estaría por aplicarse a ese sentimiento.
Camino con ella aun abrazados y entro a una de las habitaciones, donde se recostaron ambos, estaría con ella hasta que parará de llorar y se durmiera tranquilamente. Dulce tenía su cabeza apoyada en el pecho de Christopher no solo lloraba por la infidelidad de su madre, si no por todo. También lloraba de alegría, al fin era la novia de Christopher y ya no lo podía ocultar, se había enamorado completamente de él, de su personalidad, ojos, sonrisa, cabello, absolutamente de todo lo hermoso que tenía Christpher Uckermann.
La respiración de Dulce era calmada por lo que Christopher supo que estaba completamente dormida, aun con ese mojado vestido, pero la dejaría dormir y luego le daría algo para que no se enferme.
Se dispuso a salir cuidadosamente de la cama. Beso la cabeza de Dulce , y se trato de levantar, pero las manos de Dulce lo sujetaron fuertemente.
- No te vallas. – le pidió Dulce , mirándolo a los ojos. – no me dejes sola por favor. – murmuro.
- No lo hare. – sonrió besando los labios de Dulce.
Ella no había estado dormida, solo se había tranquilizado y ahora solo pensaba en ellos.
El beso al igual que antes se intensifico, y ambos se besaban dulce y apasionado. Se estaban demostrando todo el amor que tenían, en tan solo un beso.
Christopher se subió encima de Dulce cuidadosamente. Y comenzó a subir el vestido que le llegaba a medio muslo. Acariciándole las piernas de arriba hacía abajo, causándole escalofríos por todo el cuerpo a Dulce . Ella se divertía besando con pequeños, húmedos y sonoros besos el cuello de Christopher.
Christopher paso una mano por la espalda de Dulce , separándola un poco del acolchado para poder bajarle cómodamente la cremallera del vestido. Pero antes de comenzar a hacerlo. Se separo de Dulce y la miro.
- ¿Estás segura, princesa? – pregunto respirando agitadamente, Dulce solo lo miro, analizando lo que podía pasar y en respuesta, lo beso, diciéndole con eso, que lo amaba y le encantaría darle lo más preciado que tenía a él.
Christopher comenzó a bajar la cremallera del vestido azul, lentamente. Mientras daba pequeños besos en el cuello de Dulce. Una vez toda bajada la cremallera, Christopher comenzó a bajar los tirantes lentamente deshaciéndose de está prenda, que en este momento incomodaba.
La desnudó. Sin dejar de besarla. Ella le apartó le quito la camisa y los pantalones.
Tuvo el placer de contemplar el bello cuerpo de Christopher. Era completamente perfecto.
Christopher sonrió y volvió a besarla, colocándose entre sus piernas. Sólo faltaban los boxer de Christopher, para que ambos estuvieran completamente desnudos.
En un rápido movimiento ella fue la que llevó el mando de la situación y quedo encima de él. Besándolo, acariciándolo, sintiendo el placer, con el, con Christopher Uckermann.
Christopher desde allí tenía una asombrosa vista de la hermosa mujer que era Dulce , así, desnuda, mostrando su bien formado cuerpo, sus mejillas ruborizadas, su cabello despeinado y alborotado era la mujer más bonita; perfecta que había visto en toda su corta vida.
Dulce estiro su mano hasta tomar el elástico del boxer de Christopher para comenzar a bajarlo, pero unas manos la detuvieron. Christopher tenía que estar seguro de que Dulce quisiera dar este paso tan grande y con él.
- Dulce.... Dul. – respiro agitadamente. – no quiero hacer algo que tu no quieras. ¿Estás segura?
- Si Christopher. – sonrió Dulce. – quiero dártela a ti, quiero que seas el primero.
- ¿Por qué? – pregunto. –
- Porque te amo. – lo beso, y Chrsitopher , ya estaba seguro, él también quería darle a ella lo más hermoso que tenía. ¿Por qué? ¡joder! Ya no podía esconderlo más, la amaba, estaba completamente enamorado de Dulce Maria Espinoza , patito, su apuesta. Estaba enamorado, de su apuesta.
Christopher se posiciono arriba de ella, ayudándola a deshacerse de esa pequeña prenda que cubría el cuerpo de Christopher. Dulce abrió un poco las piernas para una mejor posición para Christopher y él, lentamente entro en ella.
*****
Las respiraciones estaban calmadas. Ya no era virgen, estaba enamorada y todo eso, era de él. Su virginidad, su corazón y su alma eran solamente de él, de Christopher. Él chico que le había cambiado la vida, que la había hecho mirar la vida de otra forma, él chico que se había robado su corazón.
- Gracias. - Dulce levanto la cabeza.
- ¿Por qué me das las gracias?
- Por todo lo que haz hecho por mi Christopher. – lo miró a los ojos. – por hacerme sentir respetada y amada. – Christopher sonrió, a medias. Ahora si que era una completa basura. Pero ya nada importada, solo ella. Le importaba una mismísima m¡erda la apuesta, Marian, todo. Estaba enamorado, de la chica más espectacular que pudo conocer. Y eso era lo único que importaba.

_________________
avatar
Rominaa_Perez
Admin
Admin

Mensajes : 180
Kudos : 1
Fecha de inscripción : 03/09/2015
Edad : 19
Localización : Narnia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~~Patito Feo ~~ (mariajose98)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.